Bucaram, un abogado de 68 años, fue sorprendido por policías mientras dormía y obligado a salir de su domicilio al norte de Guayaquil

Reuters

La Policía de Ecuador detuvo el miércoles al exmandatario Abdalá Bucaram en el marco de una investigación por presunta delincuencia organizada, solo unos días después de anunciar su candidatura a la próxima elección presidencial.

Bucaram, un abogado de 68 años que ejerció la presidencia del país por solo seis meses entre 1996 y 1997, fue sorprendido por policías mientras dormía y obligado a salir de su domicilio al norte de Guayaquil medio de un gran operativo.

"El expresidente Abdalá B. (Bucaram) y un funcionario de la AMT (Agencia Metropolitana de Tránsito) son detenidos en allanamientos simultáneos ejecutados por Fiscalía, en Guayas y Pichincha", dijo la fiscalía en su cuenta de Twitter. "Se los investiga por presunta delincuencia organizada", agregó.

La fiscalía dijo que además del exmandatario, el caso involucraría a su hijo Jacobo Bucaram por su presunta vinculación con dos ciudadanos extranjeros presos desde el mes pasado por ser parte de una red para la venta de insumos médicos de manera ilegal durante la emergencia por el COVID-19.

Uno de ellos, de nacionalidad israelí, murió el fin de semana en una cárcel de Guayaquil.

"El delito que se investiga en este momento (...) será el relacionado con la muerte de un ciudadano israelí que estaba privado de libertad en la penitenciaria", dijo la ministra del Interior, María Paula Romo, a una radio local, sin dar mayores detalles.

La familia de Bucaram -destituido en 1997 por el Congreso, que declaró su incapacidad mental en medio de masivas protestas contra su Gobierno- ha dicho que existe una persecución política en contra del exmandatario, quien regresó al país en el 2017 después de 20 años asilado en Panamá.

Bucaram, que enfrenta también otras investigaciones, anunció la noche del domingo a través de Twitter sus planes para presentarse a la elección presidencial programada para febrero del próximo año.