Un emisor que cae en las calificaciones especulativas, pierde la posibilidad de entrar a mercados que ofrecen mejores condiciones de financiamiento

El Economista - Ciudad de México

Pemex se encuentra entre las cuatro emisoras corporativas energéticas de América en riesgo de perder el grado de inversión, con lo que alcanzaría el estatus de “ángel caído”, advierte la calificadora Moody's.

Esto significa que la perspectiva negativa en su nota, que es grado de inversión “Baa3”, la pone con una de tres posibilidades de ser degradada, hacia las calificaciones con estatus especulativo.

Un análisis de la calificadora muestra que las otras tres emisoras cuya calificación se encuentra en perspectiva negativa y bajo riesgo de caer a grado especulativo son las norteamericanas Buckeye Partners y EQT corporation; así como Perú LNG.

Tal como han explicado analistas de la agencia, un emisor que cae en las calificaciones especulativas, pierde la posibilidad de entrar a mercados que ofrecen mejores condiciones de financiamiento, y están sujetos al riesgo de que una parte de los tenedores de sus bonos, se deshagan de ellos.

En el documento, los analistas de la calificadora aclaran que en la región hay otras tres energéticas que tienen la misma nota que Pemex, “Baa3”, pero cuentan con una perspectiva estable que les permite anticipar la posibilidad de un aumento de calificación.

Se encuentran en este estatus, identificado por Moody's como “potenciales estrellas en ascenso”, las energéticas estadounidenses Anadarko Petroleum Corporation y Devon Energy; así como la canadiense Encana Corporation.