La cadena tiene más de 14.000 locales en EE.UU.

Bloomberg

El presidente de Starbucks Corp., Howard Schultz, ve una bendición en todos los escaparates vacíos de Estados Unidos.

Enfrentados a un fuerte aumento de locales vacíos -y al auge del comercio electrónico-, los propietarios de locales minoristas están comenzando a reducir los alquileres, dijo el ejecutivo en un memorando. Eso va a beneficiar a la mayor cadena de cafeterías del mundo, que tiene más de 14.000 locales en EE.UU.

"En las últimas semanas, he estado en varias ciudades de EE.UU. y he observado de primera mano la abundancia de escaparates vacíos en todo el país, en locales de primera categoría A1", dijo Schultz en el memorando, que fue divulgado por Starbucks. "Estamos en una gran punto de inflexión, ya que los propietarios de todo el país se verán obligados (más temprano que tarde) a reducir permanentemente las tasas de alquiler para ajustarse a la ’nueva norma’".

Schultz, quien dejó el cargo de máximo ejecutivo de Starbucks el año pasado, atribuye el aumento de tiendas vacías al menor tráfico de clientes y al alto costo de los arriendos firmados en los últimos tres a siete años. Eso ha dejado mucho espacio para que Starbucks expanda sus restaurantes en EE.UU., incluidos sus nuevos locales Reserve y Princi.

El directivo de 64 años formuló las declaraciones antes de la inauguración del primer local Reserve de Starbucks, una rama más exclusiva de la cadena de cafeterías. El café, que hará su debut el martes en Seattle, incluirá una panadería de estilo italiano con su marca Princi.

Aun así, la agitación inmobiliaria no ha significado solo buenas noticias para Starbucks. La compañía cerró su cadena Teavana de casi 400 tiendas, en parte porque muchas se encontraban en centros comerciales con poca afluencia de público. Starbucks también enfrenta competencia de otras cadenas de cafeterías y comida rápida e informal que están tratando de conseguir sitios baratos.

"Debemos ser pacientes y disciplinados en nuestro enfoque", dijo Schultz. "Este no va a ser un cambio cíclico en nuestros gastos de ocupación, sino que una disminución permanente del costo de nuestros inmuebles".