El oro operaba en un rango estrecho el miércoles, ya que los inversores estaban divididos por la posibilidad de más respaldo económico

Reuters

El oro operaba en un rango estrecho el miércoles, ya que los inversores estaban divididos entre el optimismo por el desarrollo de vacunas contra el coronavirus y la posibilidad de más respaldo económico, mientras crece el número de contagios en algunos países.

A las 1026 GMT, el oro al contado operaba con escasos cambios, a 1.877,65 dólares la onza, mientras que los futuros del oro en Estados Unidos cedían un 0,5%, a 1.876,60 dólares.

El oro cayó más de un 1% el lunes, después de que Moderna se convirtió en el segundo laboratorio estadounidense que anuncia un ensayo de última etapa exitoso de su vacuna.

"Por una parte, el optimismo que rodea a los últimos acontecimientos sobre las vacunas está respaldando el apetito por el riesgo, afectando a activos de refugio. No obstante, el rápido aumento en el número de casos de coronavirus en Europa y Estados Unidos sigue alimentando una sensación de incomodidad y cautela", dijo Lukman Otunuga, de FXTM.

"Es probable que (el oro) obtenga fortaleza de la debilidad del dólar en el corto plazo, hasta que se revelen más noticias en el frente de las vacunas", agregó.

El índice dólar perdía un 0,2%, abaratando el oro para los tenedores de otras monedas.

El lingote, considerado una cobertura contra la inflación y la depreciación cambiaria, ha ganado más de un 24% este año, beneficiándose del estímulo global masivo.

En otros metales preciosos, la plata ganaba un 0,2%, a 24,51 dólares la onza; el paladio mejoraba un 1%, a 2.340,87 dólares; y el platino subía un 0,9%, a 933,53 dólares.