La solicitud de Michelle Bachelet se dio como respuesta por 1.300 bolivianos que no pudieron retornar a su país

Cristian Acosta Argote - cacosta@larepublica.com.co

La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, instó a los gobernantes de Latinoamérica a permitir el regreso de los ciudadanos pese a los cierres hecho en medio de la crisis por Covid-19.

Luego de que cientos de bolivianos no pudieron volver a su país de origen, al ser bloqueados en Chile, Bachelet hizo el llamado a permitir su retorno, pues Bolivia cerró su frontera el 26 de marzo . "En virtud del derecho internacional, toda persona tiene derecho a regresar a su país de origen, incluso durante una pandemia", afirmó la funcionaria en un comunicado.

Fueron un total de 1.300 bolivianos quienes quedaron a merced de la intemperie en el lado chileno de la frontera al no poder retornar a su país. Sin embargo, ambos países están cooperando para permitir el ingreso de los migrantes.

Además, afirmó que los ciudadanos  tienen el derecho de volver a sus hogares, y los gobiernos a lo largo de América Latina tienen la obligación de recibirlos y velar por el acceso a la atención sanitaria y otros derechos básicos.

La Alta Comisionada de la ONU también expresó que la pandemia ha dejado como consecuencia la estigmatización y discriminación, tanto entre Estados como dentro de ellos. Bachelet agregó que "Las personas que han contraído la enfermedad necesitan que les presten atención médica, no que las conviertan en víctimas del odio y el rechazo. Todos los países, tanto los de origen como los de destino, tienen la obligación de respetar, proteger y garantizar los derechos humanos de los migrantes".