sábado, 26 de octubre de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Altos responsables de los servicios secretos alemanes viajarán a Estados Unidos la próxima semana por las sospechas de que Washington espió el teléfono de Merkel, anunció la prensa alemana.

El envío de estos altos responsables, como parte de una delegación, fue anunciado después de que el ministro alemán de Relaciones Exteriores, Guido Westerwelle, se reuniera el jueves con el embajador de Estados Unidos en Berlín, tras la revelación de informaciones que decían que EEUU escuchó el móvil de la canciller.

"Representantes de alto rango del Gobierno acudirán rápidamente a Estados Unidos para avanzar en las discusiones con la Casa Blanca y la NSA sobre las alegaciones recientemente mencionadas", dijo el viernes el portavoz adjunto de la canciller, Georg Streiter.

La delegación incluirá a altos responsables de los servicios secretos alemanes, dijo la prensa alemana, citando a fuentes próximas a los servicios de inteligencia.

La principal misión de esta delegación es obtener respuestas por parte de las autoridades estadounidenses sobre cuestiones que el Gobierno alemán, y en particular los ministerios de Justicia e Interior, ya le habían presentado en el verano boreal, tras las primeras revelaciones del "caso Snowden".

Además de Francia y Alemania, otros países europeos como Bélgica, Italia o España, al igual que Brasil o México, han sido víctimas de las prácticas de la NSA.

Hasta el momento, solo la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, que conminó a la administración de Barack Obama a ofrecer explicaciones creíbles, ha ido tan lejos como suspender una visita de Estado a Washington que tenía prevista.

Alemania y Brasil presentarán un proyecto a la ONU sobre espionaje internacional