En Brasil el número de pacientes confirmados se duplica cada dos días, mientras que en la región es cada tres, en promedio

Paola Andrea Vargas Rubio - pvargas@larepublica.com.co

Han pasado 37 días desde que se registró el primer caso positivo para Covid-19 en Latinoamérica. Brasil fue el primer país de la región en importar este patógeno, seguido de México, Ecuador y el resto de las naciones a tal punto que a la fecha no hay ningún país de América Latina que no esté luchando contra su propagación.

Desde la fecha que aterrizó el Covid-19 en la región, 12 países de Latinoamérica suman ya 17.800 contagiados, 463 muertes y 1.219 pacientes recuperados (dato a las 3:00 p.m.). El dato del total de pacientes positivos para esta enfermedad es jalonado principalmente por Brasil y Chile, debido a que tienen el mayor número de casos, cada uno con 5.923 y 3.031 enfermos, respectivamente (ver gráfico).

Además de superar la barrera de los 17.800 contagiados, ocho de las 12 naciones de América Latina superaron los 1.000 casos, siendo Colombia el último país en sumarse a esta lista, luego de que el Ministerio de Salud confirmara 159 nuevos casos de Covid-19 en el territorio nacional para un total de 1.065 contagiados, de los cuales 17 fallecieron, 39 se recuperaron y se han descartado 18.905 casos sospechosos.

Al analizar cómo ha evolucionado la curva de contagios en Latinoamérica en promedio el número de casos se duplica cada tres días. Sin embargo, llama la atención que en Brasil los casos se dobla cada 48 horas, mientras que en Colombia cada 2,5 días, de acuerdo con un análisis del diario El País de España.

El aumento del número de contagios en Brasil también es producto de que su presidente Jair Bolsonaro no adoptó medidas a tiempo para contener la propagación como lo han hecho otros países de la región, debido a que el mandatario comparó esta enfermedad con una gripe común, por lo que no era necesario cerrar el país.

Dicha posición generó que el virus llegará a más de 27 estados de Brasil, dejando hasta ahora 206 muertes. Esto ha llevado a que varios medios internacionales señalen que esta nación está escribiendo la misma historia que Italia, España y Estados Unidos, donde la contención del patógeno no se ha logrado a pesar de que llevan más de dos meses en esta lucha.

Otro de los países que llama la atención por el número de contagios alcanzado es Ecuador, ya que tiene 2.700 enfermos, de los cuales solo ha logrado recuperar 58. La situación de este país vecino ha encendido las alarmas a tal punto que el Gobierno de Nariño pidió aumentar el número de controles en la frontera con este país, ya que en los límites de ambos países, es decir en “la zona de Ibarra hay muchos casos”, informó La FM.

Sobre esta situación y específicamente sobre el caso de Colombia, Carlos Trillos, epidemiológico, profesor principal de la Escuela de Medicina y Ciencias de la Salud de la Universidad del Rosario, explicó que “el comportamiento de la curva epidemiológica depende, además de la dinámica de la enfermedad y de las medidas que se han tomado en el país para prevenir la transmisión del virus, de otras variables, como el cambio de los criterios para realizar las pruebas, la disponibilidad de sitios de procesamiento de las mismas y de otras acciones, como búsquedas activas en comunidad. Por esto, debe analizarse con cautela y responsablemente, antes de generar alarmas por aumentos de casos”.

Lo que señaló Trillos sobre cómo otras variables como el aumento del número de pruebas aplicadas por día puede afectar el registro de número de contagiados, se evidencia en lo que está sucediendo en Estados Unidos, donde actualmente se tiene la posibilidad de realizar test en 50 de sus estados y se han venido aplicando las denominadas pruebas rápidas.

LOS CONTRASTES

  • José MansillaDocente de la Escuela de Management en Turismo de Ostelea

    “En Latinoamérica aunque el impacto inicial es menor que en Europa, se espera que el recorrido sea similar, las fronteras se están cerrando por lo que se espera efecto en el turismo”

  • María Fernanda GutiérrezViróloga de la Universidad Javeriana

    “La medida que se adoptó en Colombia es la mejor en este momento porque está basada en una serie de análisis previos que así lo demuestran y porque ha funcionado antes”.

Este cambio en la forma que se venían confirmando los casos llevó a que la curva de casos se disparara, según un vocero de la Casa Blanca quien explicó qué estaba pasando, luego de que se conociera que EE.UU. era el país líder en la lista de casos confirmados con más de 208.613 hasta el cierre de esta edición.

Para evitar repetir lo que está sucediendo en EE.UU. o Europa, varios países han adoptado medidas para contener la propagación del virus. Por ejemplo, Brasil, uno de los últimos en empezar a actuar, cerró las fronteras terrestres y prohibió el acceso a ciudadanos de gran parte de Europa y Asia; Ecuador tiene toque de queda nacional de 15 horas; México cerró la frontera con EE.UU. y suspendió clases por un mes; Perú tiene toque de queda nocturno y restricción para los carros en el día; Colombia tiene aislamiento obligatorio hasta el 13 de abril y Argentina tiene confinamiento nacional hasta el 31 de marzo.

“Más allá de saber cuándo se empezarán a ver los resultados de estas medidas, la discusión se debería centrar en qué va a pasar cuando el plazo del aislamiento termine, ya que al salir las personas a la calle se puede disparar nuevamente el número de contagios, por lo se podrían adoptar otros planes”, explicó Fernanda Gutiérrez, viróloga de la Universidad Javeriana.

Inteligencia de EE.UU. dice que China ocultó número de contagiados
Según información de Bloomberg, “China ha ocultado el alcance del brote en su país, informando menos del total de casos y muertes por la enfermedad, concluyó la comunidad de inteligencia de Estados Unidos en un informe clasificado en la Casa Blanca, según tres funcionarios estadounidenses. China no es el único país con informes públicos sospechosos. Los funcionarios occidentales han señalado a Irán, Rusia, Indonesia y especialmente a Corea del Norte, que no ha reportado un solo caso de la enfermedad, como posibles subconteos.”