.
GLOBOECONOMÍA

Obama favorece a Apple en guerra de patentes

lunes, 5 de agosto de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Michelle Zayed Atallah

En la continua guerra de patentes entre Apple y Samsung la compañía californiana le devolvió el golpe a Samsung después de que la administración del presidente Barack Obama vetara el fallo de la Comisión Internacional de Comercio (ITC, en inglés) que ponía en riesgo unos US$1.000 millones para la dueña del iPhone.

La ITC había beneficiado a Samsung al decidir que Apple había infringido en uno de los patentes relacionados a la tecnología inalámbrica tanto en sus teléfonos como en sus tabletas. Esto resultó en una restricción de importación a Estados Unidos de los equipos de Apple como el iPhone 4 lanzado al mercado en 2010 y el iPad 2 3G de 2011.

Sin embargo, la administración de Obama consideró que dicha restricción afectaría la competitividad en el mercado y terminaría eventualmente afectando al consumidor, especialmente porque el patente en debate era considerado como una tecnología estándar para la industria, es decir, que sin ella ninguna compañía podría competir en el mercado de los dispositivos móviles, explicó Carlos Olarte socio de OlarteMoure & Asociados.

Además de declarar a Apple como el ganador en este capítulo de la saga, la decisión del ejecutivo estadounidense tendrá un impacto sobre la industria de las patentes y la manera en que las compañías, particularmente las de tecnología, usan estos registros tanto para proteger sus productos como para sacarle ventaja a sus competidores.

El problema radicaba en que Samsung, quien debía ofrecerle una licencia a Apple para utilizar esta tecnología, había exigido a cambio acceso a varios patentes de la compañía haciendo la oferta injusta e inaceptable. Así que Apple continuó con el uso del patente sin obtener la licencia de la compañía de Corea del Sur.

De esta manera el veto sobre la decisión de la ITC podría hacer que las compañías dueñas de patentes esenciales para la industria tengan menos peso en las negociaciones y que efectivamente se cree una ‘licencia obligatoria’ para las tecnología en estos casos obligando a las compañías a acordar un precio por los patentes.

Olarte además explicó que esta decisión no deja precedente para futuros casos, aunque no pude ser apelada y se espera que los requisitos para el bloqueo de importaciones que usa la ITC sean revisado. Samsung podrá seguir peleando en las cortes.

Veto le costó US$1.000 millones a Samsung
Después del veto que revocaba la decisión de la Comisión Internacional del Comercio (ITC, en inglés) donde se imponía una restricción en la importación de varios productos Apple a Estados Unidos por infringir sobre los patentes de Samsung, la empresa de Seul perdió cerca de US$1.000 millones en su capitalización bursátil después de que sus acciones cayeran 0,9% el lunes. Ante estos efectos el gobierno de Corea del Sur emitió un comunicado diciendo que se encontraba preocupado sobre como el veto podría afectar los derechos sobre los patentes de Samsung. Este viernes la ITC decidirá sobre otro litigio de propiedad intelectual que se lleva a cabo ente las dos compañías.

La opinión

Carlos Olarte
Socio de la firma OlarteMoure & Asociados

“Una forma de ver esto es que hay una licencia obligatoria sobre algunas patentes, es decir que las empresas están obligadas a prestar sus patentes a un precio acordado”

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Comercio 09/04/2024 Los riesgos comerciales por la crisis de la relación diplomática entre México y Ecuador

Las mpresas exportadoras temen por el futuro de movimientos de casi US$1.000 millones entre ambos países

Venezuela 11/04/2024 Estados Unidos y Venezuela se reúnen en secreto antes de vencimiento de sanciones

Si se levanta la suspensión, Venezuela podría perder un total de US$2.000 millones en ingresos petroleros para finales de 2024

EE.UU 10/04/2024 McKinsey inició recortes de empleos mientras siguen bajando la demanda de clientes

Se espera que los recortes afecten a alrededor de 3% de los 12.000 empleados que se consideran especialistas o tienen experiencia técnica