El grupo cuenta entre sus miembros al fabricante de equipos inalámbricos Ericsson y los operadores de telefonía móvil Orange y Telefónica

Diario Financiero - Santiago

Nokia Oyj lidera a un grupo de empresas y universidades en un proyecto financiado por la Unión Europea, bautizado con el nombre de Hexa-X, para impulsar una nueva generación de tecnología móvil que ya se está llamando 6G.

El grupo cuenta entre sus miembros al fabricante de equipos inalámbricos Ericsson, los operadores de telefonía móvil Orange y Telefónica, así como compañías de tecnología que incluyen Intel y Siemens. A estos, se suman la Universidad de Oulu y la Universidad de Pisa, según la lista de miembros.

Si bien el despliegue de la red 5G aún está en sus inicios -100 operadores inalámbricos en el mundo que ofrecen el servicio en áreas limitadas-, la preparación para el desarrollo de 6G está comenzando en varias regiones.

Además de este, hay otro proyecto de Next G Alliance y O-RAN Alliance en EE.UU.