RIPE:
EL ECONOMISTA

La organización encargada del monitoreo del comercio a escala global siempre ha estado dirigida por hombres

El Economista - Ciudad de México

Dos mujeres, la nigeriana Ngozi Okonjo-Iweala y la surcoreana Yoo Myung-hee, son las dos últimas candidatas en la carrera por el puesto de jefe de la Organización Mundial del Comercio, indicó el jueves la institución, que hasta ahora ha estado siempre dirigida por hombres.

Los dos nombres fueron anunciados oficialmente el jueves por la mañana por el portavoz de la OMC, Keith Rockwell, en la sede de la organización en Ginebra.

La organización, en crisis debido en parte a los ataques de la administración de Donald Trump, siempre ha estado dirigida por hombres.

La tercera ronda de debates entre las dos contendientes tendrá lugar el 19 o el 27 de octubre, "para dar tiempo a los miembros a preparar sus respuestas", dijo Rockwell, explicando que el proceso está todavía "en marcha" para alcanzar un consenso antes de la fecha límite del 7 de noviembre.

Liam Fox, exministro de Comercio Exterior británico pro-Brexit, la candidata keniana Amina Mohamed y el candidato de Arabia Saudita Mohammed Al-Tuwaijri retiraron sus candidaturas, siguiendo la tradición.

Experiencia

Ngozi Okonjo-Iweala, de 66 años, fue la primera mujer de su país en dirigir los ministerios de Finanzas y Exteriores. Tiene formación de economista y fue también directora de operaciones del Banco Mundial.

Hasta hace muy poco también presidió la Alianza Global para la Inmunización y la Vacunación (GAVI, por sus siglas en inglés) y dirigió uno de los programas de la Organización Mundial de la Salud para combatir el Covid-19.

Por su parte Yoo Myung-hee, de 53 años, es la primera mujer de su país en dirigir el ministerio de Comercio.

En 1995 se encargó de las cuestiones de la OMC en este ministerio y luego dirigió las negociaciones en acuerdos de libre comercio, en particular el de China y Corea del Sur.

También trabajó en la embajada de Corea del Sur en China (2007-2010).

Una de las dos será designada en la ronda final de negociaciones, que debería terminar el 6 de noviembre, y sucederá al brasileño Roberto Azevedo, que dejó la OMC en agosto, un año antes de lo previsto, por motivos familiares, en medio de una crisis económica mundial.

La próxima directora de la institución tendrá que trabajar en un contexto de crisis económica, pero también de crisis de confianza en el multilateralismo y en la validez de la liberalización del comercio mundial.

Todo ello en el marco de una guerra comercial entre las dos principales potencias económicas del mundo, China y Estados Unidos.

"Es obvio que la que consiga el puesto tendrá mucho que hacer en su primer día de trabajo", reconoció el portavoz de la OMC.

Washington afirma que ha sido tratado "injustamente" por la OMC y amenaza con abandonar la organización, que pide reformar. Desde diciembre paraliza además el tribunal de apelación del órgano de solución de conflictos.

Una situación que podría cambiar en las elecciones presidenciales del 3 de noviembre en Estados Unidos si Trump es derrotado por su oponente demócrata Joe Biden, que fue vicepresidente de Barack Obama durante ocho años.

Débil repunte del comercio mundial

El martes, la OMC publicó nuevas previsiones que muestran que el comercio mundial, una de las principales víctimas económicas de la pandemia de Covid-19, está menos enfermo de lo que se esperaba inicialmente, pero que la recuperación será mucho más débil de lo que la organización pensaba en abril.

Ahora la organización estima que el comercio internacional caerá solo un 9,2% en volumen este año, cuando en abril se esperaba una caída de 12,9%.

Para 2021, se espera un aumento de 7,2% frente a 21,3% que había previsto en abril.

La OMC advirtió además contra los riesgos a la baja relacionados con el resurgimiento del virus en algunas regiones que podrían obligar a tomar nuevas medidas de confinamiento.

Lea el artículo aquí.