RIPE:
DIARIO FINANCIERO

La aerolínea anunció hace unos días que dejaría de operar rutas domésticas en el país trasandino, dentro del plan de ajustar su operación.

Diario Financiero - Santiago

El proceso de salida de Latam de los vuelos internos de Argentina ya tiene una fecha que será clave para determinar qué tan complicado le será bajar la cortina.

El Ministerio de Trabajo de la nación trasandina citó a los representantes de la filial en ese país y a sus sindicatos aeronáuticos a una audiencia el 8 de julio, en el marco del Procedimiento Preventivo de Crisis (PPC) que la firma solicitó el pasado 17 de junio, para poner fin a sus operaciones locales de forma organizada.

En la cita, la autoridad laboral debería definir si aprueba o no el requerimiento, con el que la compañía busca desvincular a 1.715 empleados y concretar el cierre de una de las seis empresas que el Grupo Latam tiene en la nación. Y es que el resto , como Latam Travel, la división de carga o la de viajes internacionales, no están en el PPC.

Y, aunque desde la cartera se le recordó a la compañía que no pueden llevarse a cabo despidos, porque sigue vigente el decreto que así lo prohíbe, fuentes de la industria local confirmaron a DF que "no hay vuelta atrás" en el plan de reducir su operación local.

"Cuando Latam tomó la decisión de salir de Argentina lo hizo sabiendo que, tras más de ocho reuniones, no llegaría a acuerdo para mantener la operatividad ni con el ministerio ni con los sindicatos", explicó la fuente.

Oposición de sindicatos
La advertencia de la autoridad laboral, la firmeza de Latam y la posición de los gremios hacen prever que las audiencias no serán sencillas.

Fuentes de la industria local añadieron que no esperan sorpresas en la reunión ni propuestas desde el Ejecutivo para mantener a Latam en el país, por el alto costo político que ello significaría.

Y es que los cinco sindicatos de la aerolínea (APLA, APTA, APA, UPSA y AAA -que reúnen a pilotos, tripulantes, personal técnico y de aeropuertos-), convocados a la reunión, ya se mostraron contrarios la semana pasada al pedido de apertura del PPC, por dos razones.

La primera está ligada, precisamente, a la vigencia de los decretos que prohíben los despidos.

En segundo lugar, rechazan ser responsables de no llegar a acuerdo entre las partes, tal y como lo expresó Latam en su presentación de motivos al ministerio.

A juicio de los gremios, la administración de la firma fue culpable de registrar pérdidas desde 2016, al priorizar los vuelos internacionales con las filiales sobre la local.

Desde las redes sindicales de la Federación Internacional del Transporte, explicaron a DF las posiciones. Por un lado, dijeron que "hay un decreto que determina que, si hay despidos, debe existir doble pago indemnizatorio". "Latam está pidiendo despedir a la mitad del valor", dijo.

Detalló que si el ministerio rechaza el PPC, "Latam quedaría, en principio, más limitada, tendría que seguir sacando a la gente de forma 'voluntaria', y no podrían despedir al precio que quieren".

Y agregó: "Ellos pueden despedir, pero no quieren pagar el costo de un despido hoy en Argentina".

Latam ya ha justificado que la difícil relación con los sindicatos, durante sus 15 años en el país, dificultó la operación y obstaculizó la negociación sobre suspensiones temporales de los empleados con reducciones salariales del 50%, en un contexto donde, por la pandemia, no registra ingresos.

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Washington 04/08/2020 Embajador chino en EE.UU. dice que Pekín no desea aumentar tensiones entre ambos países

Esta afirmación la hizo el embajador Cui Tiankai de manera virtual durante el Foro de Seguridad de Aspen

Argentina 04/08/2020 El Gobierno de Argentina dice que alcanza acuerdo con acreedores para reestructurar su deuda

Entre los acreedores que aceptaron el acuerdo se destacaban el Grupo Ad Hoc y el Comité de Acreedores de Argentina

Australia 03/08/2020 La ciudad de Melbourne inició un toque de queda de seis semanas para frenar los casos de covid-19

La segunda mayor ciudad de Australia comenzó un toque de queda de seis semanas y Filipinas volvió a establecer un confinamiento por rebrotes del nuevo coronavirus, del cual se han contagiado ya 18 millones de personas en todo el mundo

MÁS GLOBOECONOMÍA