.
EE.UU.

Microsoft termina el drama del fin de semana de OpenAI con nuevo golpe de efecto

lunes, 20 de noviembre de 2023

Microsoft, el gigante del software contrató al destituido jefe de OpenAI, Sam Altman.

Foto: Bloomberg

En el centro de la división está si la IA debería ser una oportunidad comercial o es una tecnología potencialmente peligrosa que necesita ser controlada y escrutada a cada paso

Bloomberg

Después de tres días de gran drama en la startup más observada del mundo, que muchos compararon con un golpe de estado, Microsoft Corp. culminó el fin de semana con uno de los suyos: el gigante del software contrató al destituido jefe de OpenAI, Sam Altman.

Los movimientos remodelan el mundo de la inteligencia artificial, dado que OpenAI está detrás de la popular aplicación ChatGPT, que llevó la IA generativa a la corriente principal, y Altman era su cabeza visible.

El viernes fue despedido inesperadamente por el consejo de OpenAI, lo que desencadenó una frenética campaña de fin de semana para reincorporarlo, liderada por ejecutivos de OpenAI e inversores clave, entre ellos Satya Nadella, consejero delegado de Microsoft, que había prometido más de US$10.000 millones para la startup.

En lugar de ello, el consejo de OpenAI sustituyó a Altman por Emmett Shear, antiguo consejero delegado de Twitch, en una dura reprimenda a sus inversores. Nadella anunció entonces que había contratado a Altman y a Greg Brockman, otro cofundador de OpenAI que había renunciado en señal de protesta, para dirigir una unidad interna de investigación de IA de nueva creación en Microsoft, ensombreciendo el futuro de su preciada inversión.

Ahora OpenAI, que estaba en conversaciones con inversores para obtener una valoración de US$86.000 millones, se arriesga a un éxodo de empleados a Microsoft y otros rivales, y a poner fin a su asombroso crecimiento. Y la startup se enfrentará a un minucioso escrutinio sobre su capacidad, o voluntad, de convertir su IA de vanguardia en beneficios.

En el centro de la división está si la IA debería ser una oportunidad comercial o es una tecnología potencialmente peligrosa que necesita ser controlada y escrutada a cada paso.

Confianza

En un post en Linkedin, Nadella escribió que Microsoft sigue comprometida con su asociación con OpenAI y tiene "confianza en nuestra hoja de ruta de productos."

Pero al recurrir a Altman, Nadella adquirió un impulsor de la nueva marca de IA que cautiva a ejecutivos y políticos de todo el mundo. En OpenAI, se atribuyó al cofundador el mérito de dar el pistoletazo de salida a una carrera por la supremacía de la inteligencia artificial desde Washington a Pekín, invitando a comparaciones con Bill Gates y Steve Jobs.

El lunes, Brockman publicó en Internet que Altman ya había reclutado a tres científicos de OpenAI para trabajar con ellos en Microsoft. "La misión continúa", escribió en X, la plataforma antes conocida como Twitter. Las acciones de Microsoft subieron hasta 2,7% en las operaciones previas a la apertura del mercado en Nueva York, tras cerrar el viernes con una caída del 1,7%.

Shear, sustituto de Altman, dimitió a principios de año como consejero delegado de Twitch, el sitio de retransmisión de juegos de Amazon.com Inc. Se ganó a los directores de OpenAI por su reconocimiento en el pasado de las amenazas existenciales que presentaba la IA, dijo una persona familiarizada con el asunto.

Shear, un informático que dedicó más de una década a convertir Twitch en una de las plataformas de vídeo de mayor éxito del mundo, es considerado una persona con peso para dirigir un gran grupo de ingeniería, añadió la persona, que pidió permanecer en el anonimato para tratar asuntos privados.

El drama del fin de semana deja al descubierto las divisiones que se han ido creando en OpenAI a lo largo de los años y que culminaron con la destitución de Altman.

Una de las fisuras fue el empeño de Altman por convertir OpenAI, que comenzó como una organización sin ánimo de lucro, en un negocio de éxito, y la rapidez con la que quería que la empresa lanzara productos y contratara clientes. Esto chocó frontalmente con las preocupaciones de los miembros del consejo de administración sobre la seguridad de las herramientas de IA capaces de generar texto, imágenes e incluso código informático con un mínimo de indicaciones.

Es probable que las consecuencias de la decisión del consejo de desafiar a los inversores se extiendan. Se esperaba que Thrive Capital liderara una oferta por las acciones de los empleados, un acuerdo que valoraría a OpenAI en US$86.000 millones. Hasta este fin de semana, la firma aún no había transferido el dinero y comunicó a OpenAI que la marcha de Altman afectará a sus acciones.

La agitación también amenaza con socavar la mayor inversión de Microsoft en IA, una apuesta de US$13.000 millones por OpenAI y su antiguo CEO. El líder estadounidense del software posee casi la mitad de la startup, pero no pudo influir en el consejo.

El presidente de OpenAI, Brockman, dimitió horas después del despido de Altman. Los miembros restantes de la junta directiva son el científico jefe de OpenAI, Ilya Sutskever, que dirigió el despido de Altman, así como el consejero delegado de Quora Inc. Adam D'Angelo, la empresaria tecnológica Tasha McCauley y Helen Toner, directora de estrategia del Centro de Seguridad y Tecnologías Emergentes de Georgetown.

Al igual que algunos miembros de la junta de OpenAI, Shear está vinculado al a veces controvertido movimiento del altruismo efectivo, que ve graves riesgos en la IA avanzada. Muchos altruistas eficaces -un movimiento pseudofilosófico que trata de donar dinero para evitar riesgos existenciales- han imaginado escenarios en los que un potente sistema de IA podría causar daños generalizados.

En septiembre, Shear tuiteó que está "a favor de una ralentización" del avance tecnológico de la inteligencia artificial.

"No podemos aprender a construir una IA segura sin experimentar, y no podemos experimentar sin progresar, pero probablemente tampoco deberíamos avanzar a toda velocidad", afirmó.

Shear y los representantes de OpenAI no respondieron a las peticiones de comentarios.

Altman puso varias condiciones a su regreso, incluidos cambios en la forma en que se gobierna OpenAI, la destitución de la junta y una declaración que lo absolviera de haber actuado mal, han dicho personas con conocimiento del asunto. Según algunas de estas personas, el consejo no estaba dispuesto a ceder a las exigencias y, en su lugar, se embarcó en la búsqueda de un nuevo consejero delegado. La decisión de contratar a Shear es un duro revés para los inversores.

En un post en X, Shear escribió que sus planes para sus primeros 30 días como CEO de OpenAI incluían la reforma del equipo directivo y la contratación de un investigador independiente para emitir un informe sobre los recientes acontecimientos en la empresa. Escribió que la junta no destituyó a Altman "por ningún desacuerdo específico sobre seguridad" y descartó la idea de que la junta no estuviera interesada en un modelo rentable.

"No estoy tan loco como para aceptar este trabajo sin el apoyo del consejo para comercializar nuestros increíbles modelos", escribió Shear.

Ethan Kurzweil, socio de la firma de capital riesgo Bessemer Partners, formaba parte del consejo de Twitch cuando Shear era consejero delegado.

"Es una gran elección", dijo Kurzweil en un mensaje de texto. "No es tarea fácil recoger los pedazos en este momento, pero Emmett tiene todas las habilidades para tener éxito en esto y creo que la credibilidad suficiente para calmar las aguas turbulentas en este momento. Tiene visión de futuro y es un tecnólogo muy profundo, pero también un buen comunicador."

Shear se marchó apenas unos días antes de que Twitch anunciara recortes de plantilla que afectaban a la capacidad de la empresa para vigilar comportamientos abusivos o ilegales. En un momento en el que la toxicidad asociada a la cultura de los videojuegos comenzó a proliferar en Twitch, Shear defendió los esfuerzos de confianza y seguridad, según dijeron entonces a Bloomberg personas con conocimiento de la plataforma.

Cuando dejó Twitch, de la que fue cofundador, Shear dijo que quería pasar más tiempo con su hijo. El lunes, Shear escribió que consultó con su familia y aceptó el trabajo de OpenAI a las "pocas horas" de recibir la oferta.

Sutskever dijo al personal que Altman no volvería. El día anterior, el sábado, a Shear le gustó un post en X que apoyaba la destitución de Altman que decía: "felicidades a ilya por recuperar su empresa después del nefasto golpe (de Altman)".

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

EE.UU. 19/04/2024 Sector petrolero de Venezuela recibe golpe por pérdida de licencia de Estados Unidos

Se espera que Pdvsa recurra nuevamente a intermediarios poco conocidos para colocar su petróleo con descuentos principalmente a Asia

EE.UU. 17/04/2024 EE.UU. dice que "Maduro incumplió acuerdo" y reactivó sanciones contra Venezuela

El Departamento del Tesoro de EE.UU., aprobó la licencia que le da oxígeno a Venezuela pero aclaró que vuelve la sanción al petróleo y gas

Irán 20/04/2024 ONU confirmó que las instalaciones nucleares iraníes no resultaron dañadas en ataque

Las autoridades iraníes niegan haber sufrido ataque con misiles y sostienen que han interceptado drones sospechosos en Isfahán