.
MÉXICO México se convertiría en el tercer receptor mundial de remesas según el Banco Mundial
miércoles, 17 de noviembre de 2021
RIPE:
EL ECONOMISTA

La entrada representará 4,1% del Producto Interno Bruto (PIB) y con este flujo, se romperá el histórico registrado el año pasado

El Economista - Ciudad de México

México se perfila para convertirse en el tercer mayor receptor de remesas en el planeta en este año, al captar US$52.743 millones, de acuerdo con estimaciones del Banco Mundial.

La entrada de los llamados migradólares, representará 4,1% del Producto Interno Bruto (PIB) y con este flujo, se romperá el histórico registrado el año pasado, cuando los hogares mexicanos captaron US$42.868 millones.

Antes de México, las familias de India y China quedarán como las mayores receptoras a de remesas en el globo, que ascenderán a US$87.000 y US53.000 millones, respectivamente.

Al interior del análisis Desarrollo y Migración: Recuperación de la crisis por Covid-19 en la óptica del migrante, los expertos del Banco Mundial explican que la resiliencia de los envíos de remesas a México, tiene su origen en la derrama que se mantiene de los apoyos fiscales otorgados a las familias de Estados Unidos, que compartieron con sus hogares de origen.

Así como al hecho de que México se mantiene como un país de tránsito para los migrantes de Centroamérica, de manera que sus connacionales enviaron apoyo para el viaje y fue registrado aquí, en el país.

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Bolsas 01/12/2021 Bolsas internacionales inician diciembre en respiro tras incertidumbre por Ómicron

Así las cosas, en Wall Street, las operaciones fuera de rueda del Dow Jones subían 0,86%, mientras que las del S&P 500

Tecnología 02/12/2021 Apple Inc. cae en el informe de demanda de iPhone, afectando a los proveedores

El analista Chris Caso adoptó una visión diferente del informe y dijo que es mucho más ambiguo que los informes típicos de Apple

Energía 02/12/2021 Promesas de petrolera Exxon de reducir 20% emisiones la dejan por detrás de rivales

Estadounidense se compromete a reducir contaminación, pero competidores Shell y BP fijaron meta de cero neto a mitad de siglo

MÁS GLOBOECONOMÍA