Los consultores dicen que ningún factor es tan importante para los precios de la vivienda como el crecimiento del empleo

Bloomberg

El mercado de la vivienda en España, que vale US$6 billones, parece encaminarse hacia una nueva crisis, según economistas que estudian el impacto en la demanda derivado de las medidas de confinamiento.

Es demasiado pronto para estimar el impacto pleno en la demanda causado por la crisis sanitaria que emergió en marzo, pero los expertos que estudian el mercado español dicen que el golpe a los precios de la vivienda en 2020 podría oscilar entre 6,5% y 15%.

“Estamos en el prólogo de un declive que solo se hará evidente en septiembre”, dijo Gonzalo Bernardos, profesor de economía que dirige el programa de máster especializado en propiedades inmobiliarias de la Universidad de Barcelona. “Para fin de año, los precios habrán caído 12%, porque esta es quizás la crisis económica más aguda que hemos tenido”.

El mercado inmobiliario español se apreció 32% desde el punto más bajo del colapso anterior, a principios de 2014. La caída del precio de la vivienda es importante en un país donde la propiedad se acerca a 80% y los ahorradores tienden a usar el mercado inmobiliario como principal destino de sus ahorros.

Grandes caídas

Otros expertos que predicen caídas de más de 10% este año incluyen a Raymond Torres, del grupo de estudios Funcas en Madrid, y Alejandro Inurrieta, consultor inmobiliario y execonomista del Ministerio de Economía de España. Fernando Rodríguez de Acuña, director de la consultora inmobiliaria con sede en Madrid RR de Acuña & Asociados, anticipa una caída de 6,5%.

Los consultores dicen que ningún factor es tan importante para los precios de la vivienda como el crecimiento del empleo y las perspectivas económicas. Según el Banco de España, el PIB podría reducirse hasta 15% este año en el peor de los casos, mientras que la tasa de desempleo, que ya era de 14% antes de la pandemia, podría saltar a entre 18,1% y 23,6%.

Los datos apuntan a una correlación entre los niveles de infección por covid-19 y la disminución en los precios ofertados de viviendas.

Navarra y Castilla y León, dos de las regiones con las tasas de contagios más altas, mostraron importantes descensos en los precios de venta en mayo frente al año anterior, según datos recabados por Bloomberg de fuentes oficiales.

Por el contrario, las regiones con la menor cantidad de casos por cada 100.000 habitantes (Andalucía, Islas Baleares y Murcia) registraron un aumento de los precios de las viviendas de 3,8% al 6%.

No obstante, hay algunos indicios de que un colapso del mercado de la vivienda no será tan grave como en la crisis anterior. Los precios de las viviendas de segunda mano en España caerán entre 6% y 7% este año, pero se recuperan mucho más rápido.