.
GLOBOECONOMÍA

Latinoamérica le pasa cuenta de cobro a Whirlpool, Ford y Fiat

sábado, 2 de agosto de 2014
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Fermina Salaverría

Se ha vuelto cuestionable si para las empresas globales es rentable operar en Latinoamérica. Aunque algunas compañías han producido ganancias durante el segundo trimestre de este año, otras han reportado pérdidas debido a sus operaciones regionales.

Por ejemplo, las utilidades del fabricante de electrodomésticos Whirlpool en el segundo trimestre de 2014 fueron de US$179 millones, US$19 millones menos que lo que produjeron el año pasado (US$198 millones).

Por su parte, la empresa estadounidense de automóviles Ford reportó pérdidas de US$ 295 millones en este ejercicio. Esta cifra es considerable, especialmente si se tiene en cuenta que en el mismo periodo del año pasado registró ganancias de US$51 millones.

Fiat-Chrysler fue otra de las firmas que se vio afectada en el periodo. Sus ganancias ascendieron a aproximadamente US$264 millones, mientras que en 2013 fueron de unos US$584 millones.

Honda, aunque no tuvo resultados tan drásticos en relación al año pasado, el margen operacional de este segundo trimestre fue de 4,3%, lo que significa que se mantuvo casi plano. Varias fuentes del sector señalaron que la razón de ello fueron los altos costos de inversiones en nuevas plantas ubicadas en México, Tailandia y Brasil.

A pesar de estos resultados, Andrés Muñoz, presidente de Asia Investment Group, aseguró que “aunque el último año no ha sido muy bueno en la mayoría de las economías latinoamericanas, se espera un repunte a partir del tercer trimestre o para 2015 en México, Perú y Chile”.

Algunas de las empresas que más esperan crecer son Procter & Gamble, Unilever y Nestlé, todas pertenecientes al sector industrial. También afirma que el sector de construcción se ha disparado en países como Panamá y Colombia.

A pesar de ello, el mayor fabricante de maquinaria para la construcción Caterpillar reportó un declive en las ventas de 16% en América Latina.

“Este sector y el de automóviles son los que más jalonan la economía”, comentó Muñoz. El experto agregó que en México y Brasil se está explotando la venta de autos y multinacionales como Dodge, Renault, Fiat Chrysler, General Motors, entre otras son grandes jugadores del mercado. “Llegarán en los próximos años más empresas americanas, europeas y asiáticas y México tiene el mejor tratado de libre de comercio de todos los países latinoamericanos. La Alianza del Pacífico es la región donde más apuestan las empresas extranjeras para inversión”.

Caída de ingresos operacionales
Al estudiar los ingresos operacionales de diferentes compañías globales los resultados no siguen un patrón repetido y es difícil conocer los motivos exactos detrás de estos datos.

Por ejemplo, Whirlpool reportó pérdidas en el segundo trimestre de este año tanto en Brasil, como en Estados Unidos. Bloomberg reportó que la compañía ganó US$2.067 millones en el país suramericano, contra US$2.193 millones del año pasado.

Ford también bajó sus ventas en Estados Unidos. En el segundo trimestre de 2014 reportó US$37.411 millones en ganancias, menos que en el mismo del año pasado, cuando registró US$38.095 millones.

La fusión automotriz Fiat-Chrysler se mantuvo relativamente estable en el mismo período de los dos años. En el segundo trimestre de 2014 vendió US$23.328 millones, mientras que en el mismo periodo de 2013 ascendieron a US$22.325.

Honda facturó US$ 10.895 millones en el mismo periodo, frente a US$ 9.055 millones el año pasado; y 3M, tuvo ingresos operacionales en el segundo trimestre de 2014 que superaron los de 2013: US$ 31.450 millones, en comparación con US$ 31.068 millones. La alemana Siemens bajó sus ventas al reportar US$73.863 millones. Durante el mismo ejercicio en 2013 facturó US$ 74.553 millones.

Giovanni Reyes, investigador económico en Harvard University y la Universidad del Rosario mantiene que las “empresas grandes generan grandes utilidades en la Región porque tienden a ser estables al depender de activos fijos”. En el caso de las compañías pequeñas o medianas “son más vulnerables porque dependen más de la rotación del inventario”.

Los casos de Brasil, Venezuela, Ecuador y Argentina
La situación económica de cada país está afectando las operaciones de las compañías. Brasil redujo su previsión de crecimiento de 2,5% a 1,8% para 2014. Las tasas de interés subieron en 2013, la economía se sigue desacelerando y la confianza de los consumidores continúa bajando. A esto hay que agregarle los recientes desórdenes políticos y económicos. En Venezuela, la moneda está débil, bajo el control gubernamental, mientras que en Argentina continúa la batalla con los acreedores. Por su parte, Ecuador es un mercado pequeño con restricciones de China. Los expertos señalaron que en gran parte, estos países están cerrados con restricciones comerciales en muchos sectores de sus economías.

Las Opiniones

Giovanni Reyes
Investigador de Harvard University

“Las empresas grandes tienden a generar grandes utilidades en la región porque se mantienen estables al depender de activos fijos”.

Andrés Muñoz
Presidente de Asia Investment Group

“Aunque el último año no ha sido bueno para las economías latinoamericanas, se espera un repunte a partir de este año”.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Hacienda 22/02/2024 Las expectativas del PIB entre los países de la Ocde no se cumplieron el año pasado

El bloque reportó que el crecimiento económico entre sus países miembros no fue el esperado, de los 38 que hay, 10 vieron una contracción del PIB

EE.UU. 23/02/2024 Nvidia sigue creciendo en Wall Street y su capitalización ya superó los US$2 billones

La empresa de semiconductores ahora es la cuarta más valiosa del mundo, solo superada por Microsoft, Apple y la petrolera Saudi Aramco

EE.UU. 22/02/2024 AT&T dice que ha restablecido su red móvil mientras EE.UU. inicia una investigación

Los clientes del servicio de telefonía móvil de múltiples operadores empezaron a informar de problemas a primera hora de la mañana neoyorquina, pero pronto quedó claro que la red de AT&T era la culpable