Resultados financieros de las empresas más importantes del sector registraron millonarias bajas. Pemex perdió US$27.637 millones

Paola Andrea Vargas Rubio - pvargas@larepublica.com.co

La mala hora que enfrentó el mercado petrolero en los primeros seis meses del año, no solo llevó a la cotización del barril de West Texas hasta -US$31, sino que también lastró los resultados financieros de las ‘Big Oil’ y otras compañías del sector a cerrar en rojo.

Mañana, cuando se presenten los resultados de la petrolera estatal Ecopetrol, la mirada de todos los analistas estará puesta en si seguirá la tendencia de sus pares globales, que registran fuertes pérdidas, o si por el contrario pasaría raspando el primer semestre del año.

Los cierres financieros de alguna de las empresas del sector no son alentadores y preocupan a la industria. Pemex perdió US$27.637 millones, Royal Dutch Shell, US$18.155 millones; Petrobras, US$10.046 millones; Eni, US$8.621 millones; Total, US$8.335 millones son ejemplo de la situación.

Con base en estos resultados, Germán Espinosa, presidente ejecutivo de Campetrol, explicó que esto evidencia que “la crisis ha impactado de manera generalizada a todas las empresas del sector a nivel global. Sin embargo, los proyectos enfocados en crudos pesados, offshore y YNC han sido los más afectados por la caída de precios debido a sus altos costos de operación”.

Otras de las firmas que han visto sus utilidades caer al terreno negativo son Chevron (US$4.671 millones), Repsol (US$2.919 millones), Exxon Mobil (US$1.690 millones), Equinor (US$961 millones) y Vista (US$61 millones), según datos de Bloomberg y medios internacionales (ver gráfico).

Debido a la profundidad que han alcanzado las pérdidas de las compañías del sector petrolero, Claudia Cañas, socia líder Energía y Recursos Naturales de Kpmg, aseguró que “resultados como los que traíamos en los últimos dos años de utilidades importantes, no se van a ver en el corto - medio plazo. Sin embargo, las compañías están haciendo ajustes muy importantes para recuperar las pérdidas generadas en el primer semestre”.

A esto se le suma que las grandes firmas petroleras del mundo han tenido que adicionar decenas de billones de dólares en deuda en sus balances para mantener su producción en medio de la crisis que ha generado el covid-19, según información publicada por World Energy Trade que también destacó que “las siete principales firmas energéticas del mundo, BP, Shell, ExxonMobil, Chevron, Equinor, Total y Eni, recaudaron más de US$60.000 millones en deuda en el segundo trimestre de 2020, casi la mitad de US$132.000 millones en préstamos de todo el sector petróleo y gas durante el período”.

Al analizar el comportamiento de la deuda por cada una de las compañías, salta a la vista que Shell superó el nivel de US$300.000 millones en deuda y BP está por encima de US$200.000 millones. Mientras que ExxonMobil y Chevron tienen una deuda por debajo de US$100.000 millones, tal como se muestra en el gráfico. Pese a que el nivel de endeudamiento de las principales petroleras estadounidenses no alcanza al de las europeas, World Energy Trade detalló que Goldman Sachs tiene previsto que la deuda neta de Exxon subiría a US$78.000 millones a fin de 2022.

The Wall Street Journal reseñó en una publicación que la mala hora que atraviesan estas petroleras no es producto exclusivamente de la crisis generada por la pandemia. “Los pésimos resultados están agravando los problemas para los gigantes del petróleo, que luchaban por atraer inversores incluso antes de la pandemia, ya que las preocupaciones sobre las regulaciones del cambio climático y la creciente competencia de las energías renovables y los vehículos eléctricos nublan el futuro de los combustibles fósiles”, citó el diario estadounidense.

LOS CONTRASTES

  • Claudia CañasSocia Líder Energía de Kpmg

    “Resultados como los que traíamos en los últimos dos años de utilidades importantes, no se verán en el corto - medio plazo. Las empresas están haciendo varios ajustes”.

  • Germán EspinosaPresidente Ejecutivo de Campetrol

    “Considerando las variables que fijan los precios del crudo, estimamos que el Brent se ubique entre US$35 y US$43 el barril en el promedio de 2020”.

Lo reseñado por The Wall Street Journal se basa en que, por ejemplo, el banco de inversión Evercore ISI ha detallado que los títulos de petróleo y gas por parte de administradores activos de dinero están en un mínimo de 15 años. “BP, PLC, Shell y Total se cotizan a mínimos de 30 años en relación con el S&P 500 general. Exxon se cotiza en su nivel más bajo al S&P 500 desde 1977”, añadió.

En medio de este panorama poco alentador que encabezan las ‘Big Oil’, el mercado local está a la espera de los resultados que presentará Ecopetrol mañana. Sobre esto, Julio César Vera, presidente de la Fundación Xua Energy, aseguró que “es claro que la producción de Ecopetrol cayó en 55.000 barriles por día en el segundo trimestre del año y los precios estuvieron en un promedio entre US$30 y US$40 por barril. Pese a las caídas de la cotización en abril, de mayo hacia acá los precios le han ayudado a mantener rentabilidad en muchas de sus operaciones”.

A su vez, Vera dijo que la firma anotó una caída importante en la producción de refinados y la venta de los mismos por los aislamientos. Mientras que en materia de gas, si bien es cierto cayó el consumo en algún momento más de 20%, este se ha vendido reactivando. Por lo que se podría decir que los resultados de Ecopetrol serían positivos, pero sin una utilidad alta.

En línea con esto, Espinosa agregó que “el impacto de la cuarentena y de los bajos precios del petróleo se vería reflejado especialmente en el segundo trimestre de 2020, por lo que se espera que los resultados de Ecopetrol en ese periodo se vean impactados negativamente (...) Frente a la coyuntura, la estatal colombiana ha tomado decisiones en pro de optimizar el flujo de caja a través de una estricta disciplina de capital, lo que le permitiría ser más competitivo durante la etapa de recuperación del sector. Por lo que se espera un repunte a fin de año”.

La posible recuperación a la que hacen referencia los expertos se dará en el dado caso de que los precios se sigan manteniendo por encima de US$40 por barril y que las economías mundiales sigan en apertura.

Espinosa agregó que “en la actualidad, el sector petrolero es más resiliente y se logra adaptar con mayor facilidad ante las coyunturas adversas. De esta manera, dado que las principales compañías de E&P poseen un amplio portafolio de recursos, se espera que, en lo restante del año se lleven a cabo optimizaciones”.

Para todas las compañías el panorama no es igual de alentador, ya que, por ejemplo, en Estados Unidos el balance final de la crisis será una pérdida de producción importante en las operaciones de fracking, por lo cual muchas empresas puedan verse afectadas.

Las proyecciones de los precios del crudo para los próximos meses
Francisco José Lloreda Mera, presidente de la ACP, dijo que “en las últimas semanas el precio se ha mantenido relativamente estable entre US$42 y US$44 el barril, precio Brent, y esperamos que en lo que queda del año continúe recuperándose aunque lentamente. Sin embargo, aún hay un panorama incierto debido a los diferentes calendarios de reapertura económica mundial que puedan incentivar la demanda, a la reducción en los recortes de producción de la Opep + y a por los rebrotes”.