Informe sobre las ciudades más aptas para estudiar reveló que Bogotá ocupa el puesto 82 en el ranking global. Argentina lidera el listado regional.

Johan Chiquiza Nonsoque - jchiquiza@larepublica.com.co

No solo la universidad es lo que se analiza cuando se está en la selección de qué estudiar o en dónde continuar profundizando los conocimientos de una carrera profesional. Las ciudades donde funcionan estas casas de estudios son también tomadas en cuenta como un factor de peso a la hora de la escogencia.

Para tener un estándar sobre este tema, la firma Quacquarelli Symonds (QS) da a conocer cada año su ranking de mejores ciudades para estudiar, llamado QS Best Student Cities.

Ayer se dio a conocer la sexta edición de este reporte, en el que, pese a caer seis posiciones en el listado global, Buenos Aires se mantuvo como el lugar más apto para realizar estudios universitarios en América Latina. De un máximo posible de 600 puntos, la capital de Argentina completó 387, valor con el que le bastó para establecerse en la casilla 31 del listado general y por encima de todas las demás ciudades de la región incluidas en este ranking.

Para dictaminar cuáles eran los puntajes finales de cada ciudad, QS estableció seis elementos de evaluación: rankings, mix de estudiantes, deseabilidad, mercado laboral, accesibilidad económica y opinión de los estudiantes. A cada uno de estos ítems, la firma le dio un máximo de 100 puntos y la suma de los resultados sería la puntuación final.

En el caso de la capital de Argentina, el aspecto que más impulsó a esta ciudad a ser la mejor de la región fue el relacionado con la opinión de los estudiantes, puesto que del total de 100 puntos posibles, la capital obtuvo 91 en este campo, en el que se tuvieron en cuenta las percepciones de futuros y antiguos alumnos de cada ciudad.

En la región, las otras ciudades destacadas fueron Ciudad de México y Santiago de Chile, poblaciones que mostraron puntajes de 321 y 314, respectivamente. De la capital de México, los puntos altos (74 y 73 puntos) fueron los temas relacionados con el mercado laboral, que hace referencia a la facilidad que tienen los estudiantes de encontrar trabajo al graduarse, y con la accesibilidad económica, la cual determina si es posible económicamente vivir en cada territorio, midiendo costos como el de una Big Mac, un iPad o una matrícula en las universidades.

El caso de Santiago sobresalió por ser una de las dos ciudades de la región -junto a Lima- que ascendió posiciones frente al listado previo. En total, fueron nueve las casillas que subió la ciudad chilena, lo que la llevó a ubicarse en la plaza 54, principalmente en función de su mercado laboral, el cual aportó 81 puntos al total de la ciudad.

“A pesar de que hay muchas diferencias entre países, estamos viendo que las ciudades latinoamericanas se caracterizan en general por su coste de vida accesible, tanto en relación con las tasas de estudios como al coste de vida general, en general más bajo que en Europa y Estados Unidos. Sin embargo, nuestra base de datos también sugiere que los estudiantes preocupados por las perspectivas laborales una vez terminen sus estudios podrían justificar ciertas reservas a la hora de plantearse estudiar en la región”, comentó Ben Sowter, director de la investigación de QS.

Teniendo este contexto, Bogotá totalizó 248 puntos, siendo la quinta mejor ciudad entre ocho de la región y la número 82 entre las 120 contabilizadas por QS. El punto a destacar de la capital en términos de educación es el mercado laboral, aspecto en el que obtuvo un total de 72 puntos. La contraparte de esto fue el mix de estudiantes y la deseabilidad de la ciudad para estudiar, rubros en los que solamente se lograron 21 y 23 puntos, respectivamente.

Líderes globales

Siendo la líder mundial en términos de posición de las universidades en los rankings, Londres se consolidó como la ciudad más atractiva para estudiar, reconocimiento que también ostentaba el año pasado.

Para esto, la ciudad necesitó un puntaje de 484, el cual vio precisamente en el rendimiento de los rankings de sus instituciones su punto más alto, puesto que allí logró 100 puntos de 100 posibles.

LOS CONTRASTES

  • Ben SowterDirector del QS Best Student Cities

    “Para atraer talento extranjero, las ciudades de Latinoamérica deberían enfatizar en el bajo costo de vida junto con programas de becas, así como relaciones con los empleadores”.

  • Peter TibberEmbajador de Reino Unido en Colombia

    “Un título de pregrado en Reino Unido es de tres años, mientras que un posgrado suele ser de un año. Esto es una ventaja en costos de matrícula y de sostenimiento frente a otros países”.

Con cuatro puntos menos en el índice general, es decir, con 480, Tokio se posicionó como la segunda ciudad más atractiva del mundo para estudiantes, debido principalmente a que fue líder (con 100 puntos) en dos aspectos: mercado laboral y deseabilidad, ítem que mide si los estudiantes disfrutarán de buena calidad de vida en la ciudad en cuestión.

El podio de mejores ciudades en el mundo lo completó Melbourne, siendo la primera no capital en figurar en el listado. Esta ciudad sobresalió por ser la mejor -y llevarse los 100 puntos- en términos de mix de estudiantes, lo que quiere decir que es la que mejor relación entre estudiantes nacionales e internacionales presenta, además de tener privilegiados niveles de tolerancia e inclusión en la ciudad, frente a los extranjeros y las minorías. Alemania, por medio de Munich y Berlín, completó el top cinco.

Reino Unido abrirá becas para programas de maestría

Según dio a conocer la Embajada de Reino Unido en Colombia, a partir del próximo 5 de agosto se iniciará una nueva convocatoria para participar en el programa de becas Chevening, el cual ya ha patrocinado la totalidad de las maestrías de más de 300 estudiantes colombianos. Estas corresponderán al año académico 2020-2021 y es otra de las movidas presentadas por dicho país para mantenerse como uno de los países más atractivos y como el segunda al que más recurren los colombianos para posgrados.