sábado, 26 de octubre de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Gabriel Forero Oliveros - gforero@larepublica.com.co

Todo parece indicar que la expresidenta y actual candidata presidencial de Chile Michelle Bachelet se volverá a hacer con la banda azul, blanca y roja que usan los primeros mandatarios el día de su posesión. De ser así, se prevé que Colombia tendrá beneficios en sus relaciones internacionales y comerciales con este país, tal y como pasó en 2006 cuando se firmó el tratado de libre comercio, mientras la política era jefe de gobierno.

El pasado 22 de octubre la firma de encuestas Ipsos dio a conocer los resultados de su último sondeo en el que la candidata socialista de La Nueva Mayoría obtuvo un 32% de preferencia sobre el resto de aspirantes, sacándole 12 puntos porcentuales a la conservadora Evelyn Matthei, su más cercana perseguidora.Aunque la diferencia es grande, la compañía encuestadora advirtió que el próximo 17 de noviembre, día de los comicios, estas dos candidatas se podrían ir a segunda vuelta el próximo 15 de diciembre, día en el que Bachelet podría obtener su segundo ‘round’ en la presidencia.

Ante este panorama, es válido recordar que la diligencia de la expresidenta en el sector económico se caracterizó por una política de austeridad y ahorro impulsada en 2006 por la buena venta del cobre, el cual propició un superávit fiscal que sirvió de colchón para que el Producto Interno Bruto (PIB) soportara la crisis de 2008.

Precisamente fue en este año en el que el país austral firmó el acuerdo comercial con Colombia, convirtiéndose en uno de los principales aliados de la región. Actualmente, los productos que Chile más importa de Colombia son los primarios, los cuales alcanzan una cifra de US$717 millones, seguido de tradicionales como el petróleo con US$713 millones y el carbón con US$386 millones, dejando un total de exportaciones de US$1.024 millones de productos, según el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo colombiano.

Para Marcel Hofstetter, director del programa de finanzas y comercio exterior de la Universidad de la Salle, la llegada de Bachelet facilitará el libre comercio con el país, “factor que nos ayudará puesto que se cree que Chile aumentará económicamente, y buscará afianzar sus relaciones con Colombia, puesto que nos perfilamos como una economía emergente fuerte”. En adición a esto, Ángela Julieta Mora, especialista en economía del Politécnico Grancolombiano, asegura que “Chile es un ejemplo de inversión extranjera y debido a que sectores de su industria tienen presencia en Colombia, es muy probable que ambas economías se aprovechen, sobre todo, por compartir la Alianza del Pacífico (AP)”.

Además si entra Bachelet y se estabiliza el contexto político chileno, la mira es intentar llegar con más presencia al mercado asiático, puesto que los australes tienen salida a ese sector del continente.

La candidata aún no presenta su plan de gobierno
Pese a los buenos resultados que arrojan las encuestas, la candidata presidencial ha padecido una serie de cuestionamietos por parte de los opositores porque aún no presenta un plan de gobierno oficial que determine las directrices de su nuevo mandato. El próximo fin de semana se cumple el plazo que ella misma advirtío el pasado siete de octubre, por eso es que su entorno planea hacer la presentación del documento con una gran ceremonia en la que la imagen de la candidata se potencie, y pueda exponer sus ejes de gobierno, los cuales están encaminados a reformar la educación, la Constitución y otros puntos.

Las opiniones

Marcel Hofstetter
Director del programa de finanzas y comercio exterior de la u. de la salle

“Colombia siempre ha intentado copiar el modelo económico chileno. Nosotros debemos impulsar la apertura de mercados sin descuidar los nuestros, tal y como lo hace este país”.