.
ESPAÑA

Las empresas españolas se ponen en guardia por la crisis de Taiwán

martes, 9 de agosto de 2022
RIPE:
EXPANSIÓN

España exportó en 2021 productos a Taiwán por valor de US$697 millones, sobre todo carne de porcino, automóviles y farmaquímica, según datos de la Secretaría de Estado de Comercio

Expansión - Madrid

Las tensiones entre China y Estados Unidos, en aumento tras el inicio de las maniobras militares del Ejército de Pekín en torno a la isla de Taiwán, en represalia por la visita de la presidenta de la Cámara de Representantes estadounidense, Nancy Pelosi, han puesto en guardia a las empresas españolas con intereses en la zona. Con la invasión de Ucrania por parte de Rusia, muchos grupos advirtieron de las incertidumbres existentes en el complejo contexto geopolítico internacional. Ahora, a su cada vez más complicado mapa de riesgos se suman las tensiones entre Taiwán, Estados Unidos y China, que considera la isla como parte de su territorio.

La crisis pone en riesgo el comercio internacional entre España, China y Taiwán. España exportó en 2021 productos a Taiwán por valor de US$697 millones, sobre todo carne de porcino, automóviles y farmaquímica, según datos de la Secretaría de Estado de Comercio. Las importaciones fueron de 1.665 millones (US$1696,6 millones), un 37% más, impulsadas por las ventas de fundición de acero, equipos de telecos, componentes electrónicos y motocicletas. Hay, además, empresas taiwanesas asentadas en España, que contribuyen a este comercio, entre ellas Acer, Asus, HTC, Kymco, Sym y Giant.

Inversiones
Las compañías españolas tienen, según DataInvex, inversiones directas por 98 millones de euros (US$99,86 millones) en Taiwán, donde grupos como BBVA, CAF, Inditex, Mango, Loewe, Amadeus o Porcelanosa operan con presencia directa.

China, por su parte, es el principal socio de España en Asia. La balanza comercial es, sin embargo, negativa para España, ya que las importaciones ascendieron a US$34.835 millones el año pasado, según la Secretaría de Estado de Comercio, un 18,5% más. Los principales productos importados son equipos de telecomunicaciones (más de US$2.100 millones), además de máquinas de tratamiento y procesamiento de datos e información, acumuladores eléctricos y marroquinería.

El segundo producto que más compra España a China son los transistores y semiconductores (1.157 millones). El empeoramiento de las relaciones entre China, Estados Unidos y Taiwán preocupa a las empresas españolas porque puede afectar al ya complicado suministro de semiconductores, agravando la situación de actividades como la automoción y los componentes, que arrastran la escasez de chips para su producción desde el inicio de la pandemia. Preocupa especialmente el suministro de semiconductores y productos tecnológicos procedentes de Taiwán, ya que allí están localizados las plantas de los grandes fabricantes.

China es el primer destino de la exportación española en Asia. Las ventas de España crecieron un 5,8% en 2021, según la Secretaría de Estado de Comercio, alcanzando los 8.661 millones de euros. China es uno de los grandes mercados para los producción agroalimentaria española, que vendió al gigante por valor de 3.256 millones el año pasado, especialmente productos cárnicos. La carne de porcino congelada es el producto más demandado por los chinos (más de 2.000 millones), aunque el año pasado las ventas retrocedieron un 10% por las restricciones del Covid. España también vende a China materias primas, semimanufactura, química y automoción, encabezadas por el cobre y sus aleaciones, equipos, componentes y accesorios de automoción y medicamentos.

Potencial
Los grupos nacionales también han apostado por China como uno de sus grandes mercados, dado el potencial comercial del gigante asiático, donde han llevado a cabo inversiones directas cifradas en 6.816 millones de euros, según DataInvex.

Además de empresas del textil como Inditex y Mango, y de componentes como Antolin, Gestamp o Cie, cuentan con intereses allí compañías como Meliá, Barceló, Roca, Puig, Torres y Grifols. China es el tercer mercado en ventas para el fabricante de hemoderivados, presente en el país desde la década de los ochenta. En 2019, Grifols realizó una fuerte apuesta por China al adquirir el 26,2% de Shanghai Raas en un intercambio de acciones valorado en 1.700 millones. Grifols lidera en China las ventas de albúmina y es el tercero en ventas para la división de diagnóstico.

La bodega Familia Torres también opera en China a través de Shanghai Torres Wine Trading y el pasado año su plantilla media en el país fue de 131 personas, sólo por detrás de España y Chile. Torres facturó 200,8 millones el pasado año y el 67% del total correspondió a los mercados exteriores, con China como uno de los principales destinatarios de sus vinos y brandies.

Inditex y Mango
Mango cuenta con 20 tiendas en Taiwán y seis en China, donde 262 fábricas producen los artículos que vende.

Dreamstime
Las tiendas de Inditex y Mango están en China y Taiwán, pero ambos grupos tienen en la China continental una red de proveedores con cientos de fábricas. Inditex tiene en Taiwán 21 establecimientos, de los que 9 son de Zara, 3 de Pull and Bear, 4 de Massimo Dutti, 3 de Bershka y 2 de Zara Home. En China, contaba con 303 al cierre del ejercicio 2021, 34 menos que un año antes, de las que 133 son de Zara,70 de Massimo Dutti, 61 de Oysho y39 de Zara Home, con más de 5.700 empleados. De los 1.790 proveedores con los que cuenta el grupo Inditex, 415 se encuentran en China, que cuenta con más de 1.500 fábricas y 652.000 empleados. Mango tiene 20 tiendas en Taiwán y seis en China, de una red global de 2.500. China es el primer país con mayor número de plantas de empresas textiles que trabajan para Mango, con 262 el pasado año, si bien el grupo está apostando por aumentar el peso de la producción de proveedores del área mediterránea para reducir el impacto de los problemas en la cadena de suministros.

Gestamp y antolin
Las multinacionales españolas de componentes de automoción Gestamp, Grupo Antolin y Cie Automotive cuentan con fábricas en China desde las que dan servicio a multinacionales del motor y a grupos locales. Gestamp cifró en su último Capital Markets Day en 13.600 millones el mercado potencial para su negocio en China, que irá creciendo a tasas anuales del 10% hasta alcanzar los 22.100 millones en un lustro. La empresa presidida por Francisco J. Riberas tiene nueve plantas en China y un centro de I+D. Grupo Antolin, que suma más de 150 instalaciones en todo el mundo, cuenta con otras nueve fábricas en China y se ha propuesto crecer en el país con el establecimiento de alianzas. Cie Automotive tiene once plantas en China. Para la automoción española, China es un mercado clave pese a las dificultades de los dos últimos años provocadas por la pandemia. Las empresas españolas también contemplan con inquietud los efectos de la crisis actual sobre el mercado de semiconductores. La escasez de chips iniciada tras la pandemia ha afectado de forma significativa a la automoción.

Iberdrola

Trabaja en aguas de Taiwán y busca ganar las subastas de renovables.

Iberdrola es la empresa española con intereses más cercanos al epicentro de la tensión entre China y Taiwán. En la actualidad, desarrolla proyectos de eólica marina en el estrecho de Formosa, en las aguas taiwanesas que separan la isla de China. Todavía no hay nada construido, pero Iberdrola trabaja desde su oficina de Taipéi con el objetivo de ganar las próximas subastas de renovables y desplegar en aguas de la isla una capacidad de hasta 6.000 megavatios. De concretarse, será un paso decisivo en su apuesta por la región de Asia-Pacífico, en la que Iberdrola ya ha entrado a través de proyectos en Japón. Los parques de eólica marina que Iberdrola quiere levantar en Taiwán se encuentran a entre 10 y 36 kilómetros de la costa. El objetivo es entrar en la Ronda de Desarrollo Zonal Eólico Marino de Taiwán, que consistirá en tres subastas de potencia en la que se asignarán 3.000 MW de eólica en 2022, 2023 y 2024. Iberdrola ya ha anunciado que, si logra que se le asigne capacidad en la subasta eólica, trabajará con la cadena de suministro local de Taiwán para potenciar la industria renovable local. La empresa desarrolla eólica marina en Reino Unido, EEUU y Alemania.

Meliá, Barceló, Puig y Roca
Para las grandes cadenas hoteleras españolas, el continente asiático y en concreto China es uno de los focos de crecimiento. El auge del turismo y las expectativas de crecimiento llevan a las empresas a reforzar su presencia en el país. Meliá fue una de las primeras en apostar por este destino, y tiene seis hoteles operativos en Xian, Chengdu, Shanghái, Jinan, Zhengzhou y Chongqing, además de proyectos para sumar nuevos establecimientos en los próximos años. Barceló cuenta con dos hoteles en el gigante asiático, donde desembarcó de la mano del grupo hongkonés Betterwood para crecer bajo la fórmula de la franquicia. El gigante del cuarto de baño Roca tiene seis plantas en China, en el que es uno de sus grandes mercados, aunque en 2021 se vio afectada por las mayores trabas al acceso del crédito por parte de promotoras inmobiliarias y constructores locales. Para la multinacional de perfumería, moda y cosmética Puig, China es uno de los ejes de su estrategia de crecimiento. "China es el mercado que más crece y no tardará en estar en el podio", explicó en abril su CEO, Marc Puig. Aunque Estados Unidos, Reino Unido y España son sus tres mayores mercados. Asia, con China a la cabeza, aportó una facturación de 248 millones de euros (+107%). Puig prevé que su marca de maquillaje Charlotte Tilbury sea clave en el crecimiento en el país.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Bolsas 28/09/2022 Los mercados y la economía se estarían comportando como en los 90, según analistas

El mundo se está acercando a una recesión global a medida que los bancos centrales aumentan simultáneamente las tasas de interés

Hacienda 27/09/2022 La inflación y los beneficios que vencen hacen que más estadounidenses pasen hambre

Auxiliares de enfermería, trabajadores de mantenimiento y empleados de tiendas ya recurren a bancos de alimentos por ayuda

Hacienda 26/09/2022 Activos de Corea son los mayores perdedores de Asia por angustia de recesión mundial

La dependencia de las exportaciones de Corea y los fuertes lazos comerciales con China han fracasado como fuentes de debilidad

MÁS GLOBOECONOMÍA