La medida podría beneficiar a hasta 1,3 millones de clientes comerciales de la banca, lo que incluye empresas y personas naturales

Diario Financiero

"Hoy tenemos buenas noticias para las micro, pequeñas y medianas empresas". Así comenzó el Presidente Sebastián Piñera su discurso al país de hoy pasado el mediodía, en el que anunció que gobierno alcanzó un acuerdo con los principales bancos del país para que entreguen líneas de crédito Covid-19 para capital de trabajo.

El mandatario explicó que los montos de la línea de crédito Covid-19 para capital de trabajo podrán llegar hasta el equivalente a tres meses de ventas de la empresa, en un período normal que será medido entre octubre 2018 y septiembre 2019.

Esta línea de crédito tendrá seis meses de gracia y será pagadera en cuotas durante un periodo de entre 24 y 48 meses, y los créditos tendrán una tasa de interés máxima real, que en las actuales circunstancias será 0%, o incluso negativa, según la evolución de la inflación.

Además, el compromiso de los bancos es ofrecer la línea de crédito Covid-19 de forma "masiva, expedita y estandarizada", dijo Piñera. Esto podría beneficiar a hasta 1,3 millones de clientes comerciales de las entidades financieras, lo que incluye empresas y personas naturales con inicio de actividades productivas, que cumplan con los requisitos básicos de elegibilidad y que tengan ventas anuales de hasta 1 MM de UF.

"Le hemos pedido a los bancos informar semanalmente las solicitudes y aprobaciones de estas líneas de crédito, de forma de supervisar el cumplimiento de las condiciones fijadas y la transparencia del proceso", afirmó el mandatario.

Por último, para las empresas que suscriban la línea de crédito Covid-19, el Presidente indicó que solicitaron a la banca postergar cualquier amortización de otros créditos preexistentes por al menos seis meses, de forma tal de aliviar la carga financiera de las empresas en este difícil momento.

"Nuestro compromiso es ayudar a los micro, pequeños y medianos empresarios y a los emprendedores. Igual que las personas necesitan oxígeno para poder sobrevivir, las empresas necesitan liquidez", seguró Piñera.

Además, el mandatario enfatizó que "aquí no estamos enfrentando un dilema entre la vida y la salud de los chilenos por una parte y los ingresos por otra", asegurando que la prioridad es la primera, pero que es fundamental asegurar el abastecimiento.

En tanto, el ministro de Hacienda, Ignacio Briones, explicó que el anuncio realizado hoy garantiza, entre otros elementos, capital de trabajo fresco y postergación de amortizaciones de capital de deuda preexistente. "Ambas medidas dan un alivio financiero, bajan la carga financiera de las empresas y llegan nuevos recursos, lo que es una doble buena noticia para poder enfrentar este período", indicó.

Además, enfatizó que "sabemos que son medidas exigentes pero es lo que el momento requiere, porque acá hay muchas empresas que dependen de esto", agregando que "dan espacio a que estas empresas puedan sobrevivir, que es lo que a todos nosotros nos interesa porque estamos seguros que pasado este paréntesis van a poder levantarse con fuerza y volver a producir, a generar ingresos, puestos de trabajo".

El titular de Hacienda también se refirió a las tasas de interés que garantiza el acuerdo, que calificó como "excepcionalmente bajas". La autoridad recordó que esta no puede ser superior a la Tasa de Política Monetaria (TPM) que en este momento se encuentra en 0,5%, más 3 puntos adicionales. Es decir, no puede ser superior a 3,5% nominal.

Considerando la inflación proyectada para los próximos 12 meses, que está en torno a 3,5%, Briones explicó que "en la práctica esta tasa, a la cual van a acceder las empresas por esta línea de crédito, va a estar en torno a una tasa real de 0%", y agregó que "la tasa que manda acá es la tasa nominal, que no puede superar 3,5%".

El secretario de Estado también recordó que dentro de las condiciones de elegibilidad se debe considerar que para las empresas más pequeñas -con ventas con ventas hasta 25 mil UF- no pueden estar en un proceso concursal y a octubre de 2019 no pueden tener una mora de sus deudas bancarias superior a los 30 días. Para el resto de las empresas, las condiciones son las mismas, pero no pueden tener moras al 30 de marzo de este año.

El director de Presupuestos, Matías Acevedo, recordó que para este programa, el capital que va a aportar el fisco alcanza hasta US$ 3.000 millones. "Esos son los recursos que el fisco está dispuesto a invertir para que las empresas puedan recibir capital fresco y puedan seguir pagando sus compromisos durante el período que dure esta crisis sanitaria", explicó.

El titular de la Dipres manifestó que "esperamos que el esfuerzo sea retribuido a través de la banca, para que sus más de 1,3 millones de clientes puedan acceder de forma rápida, oportuna y en condiciones históricamente favorables", y solicitando al sector que "hagan un esfuerzo importante para que este esfuerzo no solamente sea del Estado sino que sea compartido, para que los clientes y las empresas puedan seguir recibiendo un flujo durante el período de la crisis sanitaria".