RIPE:
DIARIO FINANCIERO

Tras un inicio de año que presagiaba un desastre, los principales mercados bursátiles se recuperaron de los efectos que generó el covid-19.

Diario Financiero

El año 2020 estará marcado con hierro en la piel de los inversionistas. Las turbulencias generadas por las cuarentenas obligadas ante la pandemia del coronavirus generaron históricas caídas de las bolsas, las que dieron paso a una rápida recuperación que llena de optimismo estos días de lo que será el 2021.

Enero ya anticipaba que el ejercicio entrante no sería tranquilo. Quizá es casi olvidado, pero en la primera semana del año Estados Unidos lanzó un ataque que terminó con la vida del general iraní Qasem Soleimani y las bolsas recibieron el golpe que fue más bien un cariño considerando lo que vendría después.

Pero el gran evento que marcó el año poco a poco iba tomando fuerzas cuando en enero un extraño virus azotaba China, por lo que la economía del gigante asiático entraba en modo cuarentena, la Organización Mundial de la Salud (OMS) decretaba al virus como una pandemia y las bolsas se fueron a tierra.

Con el correr de las semanas el virus avanzó y se expandió rápidamente por Europa y América. En marzo el MSCI World (indicador que junta a las principales bolsas del mundo) perdió en febrero 8,6% y en marzo el deterioro subió a 13,5%. El desastre era total, las acciones de las aerolíneas y el turismo por el suelo. El ejemplo más cercano que tuvimos fue Latam Airlines. El 12 de marzo la empresa anunció la primera gran reducción de su capacidad de vuelo y desde ese entonces las acciones de la firma ligada a la familia Cueto se fueron en picada. Tras pasar posteriormente por el Capítulo 11 de la Ley de Quiebras de EEUU, el papel ha perdido más de 80% en al año.

Pero no todo fue negro para los inversionistas. A diferencias de la crisis financiera, en esta oportunidad los bancos centrales sacaron el arsenal completo de municiones e inundaron al sistema de liquidez y con bajas tasas. Lo anterior permitió inyectar a las economías recursos que amortiguaran el efecto del confinamiento y permitió también que los inversionistas tuvieran recursos para encontrar en las pequeñas oportunidades rentabilidad.

Como Amazon, Apple que se beneficiaron con los confinamiento tiene alzas que superan el 80% o Zoom, la aplicación de moda con la pandemia que registra un salto estratosférico de 420% en la bolsa. En Chile ninguna acción tiene esos números, pero en la región sí. Mercado Libre se robó las miradas de los inversionistas en base a su modelo de negocio y captura de mercado y ya sube 190% en este año.

Poco a poco el temor por el coronavirus fue pasando y temas como las elecciones en Estados Unidos o los primeros avances de las vacunas fueron captando la atención de los inversionistas, los que fueron recuperando el apetito por los activos riesgosos. Ahora en las últimas semanas el inicio del proceso de vacunación, sumado a un esperado acuerdo entre el Reino Unido y la Unión Europea tiene las bolsas cosechando las últimas ganancias del año.

El gerente de inversiones de Nevasa, Jorge García, califica la recuperación de las bolsas de "impresionante", añadiendo que "desde el punto de inflexión de la Fed y otros bancos centrales anunciando compras importantes de activos, hasta ahora último con las exitosas pruebas de las vacunas ha sido una recuperación extremadamente rápida. Estamos acostumbrándonos movimientos cada vez más rápidos, tanta en las caídas como en las recuperaciones".

En resumen -y pese a todo lo contado- Wall Street se apronta a terminar el año con alzas que son más que bien recibidas. El Dow Jones sube 6,4%, el S&P 500 15,5% y el Nasdaq vuela con un salto de 43,17%, por lo que está a punto de culminar su mejor año desde 2003.

Bolsa chilena se une a la recuperación
Las acciones chilenas fueron de las más castigadas en el periodo, ya que además de todos los efectos de la pandemia, el país venía aún con la incertidumbre que generó el estallido social y el inicio del proceso para escribir una nueva Constitución. A un día del cierre del año el IPSA cae 10%, siendo de las plazas más castigadas de la región junto con la de Colombia, pero con la curva levantando en los últimos meses.

García indica que a favor de los títulos chilenos ha jugado la recuperación de los mercados internacionales, el alza en el cobre y el inicio de la vacunación.
"Adicionalmente un tránsito por un plebiscito tranquilo y una caída abrupta en el nivel de violencia. Por otra parte los estímulos fiscales han sido significativos y si además le sumamos los retiros de ahorros previsionales, son montos que auguran una buena recuperación de la los países en mejor pie para la recuperación a nivel global", sostuvo.

Pero como en todo, en el año hay ganadores y perdedores. SQM y CAP suben 74% y 66% respectivamente gracias a la recuperación de China. Cencosud lo hace en más de 30%. En la otra vereda se ubica Itau con una caída de 46%, ILC con 44% y Parque Arauco con 36%.

Qué es lo que viene para el 2021
El próximo año en Chile estará marcado por el proceso de vacunación que dependiendo de la velocidad podría entregar impulso a la economía chilena, pero además la incertidumbre política se instala con las elecciones presidenciales y el proceso constituyente.

Desde JPMorgan señalan que "las elecciones que enfrentará Chile en los próximos 18 meses posiciona la política como un foco a mirar del mercado por delante. La incertidumbre en este frente es alta y esto podría limitar el desempeño del mercado".

De todas formas desde el banco de inversiones norteamericano indicaron que se reconocen "otros impulsos positivos", destacando entre ellos: una atractiva exposición a las materias primas, con el cobre mostrando perspectivas de precios favorables y precios del petróleo que se mantienen por debajo de los niveles previos al Covid-19; un rendimiento superior a LatAm en términos de crecimiento del PIB en 2020 y 2021; una positiva tendencias con la pandemia que están permitiendo una reapertura de la economía; transferencias significativas a hogares; y valorizaciones históricamente bajas.