miércoles, 18 de septiembre de 2019

Lagarde no estuvo presente durante la votación a pesar de que estaba invitada.

María Paula Aristizábal Bedoya - maristizabal@larepublica.com.co

Luego de haber estado al frente del Fondo Monetario Internacional (FMI) durante ocho años, Christine Lagarde renunció a su cargo para poder dirigir el Banco Central Europeo (BCE). Ayer, el Parlamento Europeo le dio su apoyo a Lagarde para que presida el organismo. Es así como la economista francesa se convertiría en la primera mujer en dirigir el BCE y tendría el camino despejado para cumplir con su labor.

Lagarde no estuvo presente durante la votación a pesar de que estaba invitada. Los resultados arrojaron 394 votos a favor, 206 en contra y 49 abstenciones en el plenario del Parlamento en Estrasburgo.

En julio, Lagarde fue elegida por los líderes de la Unión Europea para que reemplazara al presidente saliente, Mario Draghi, en la BCE a partir del 1 de noviembre.

Antes de que se diera la votación, Ludek Niedermayer, legislador checo de centro derecha, señaló que “Christine Lagarde es una excelente elección y ella tiene todo mi apoyo”, y agregó “está bien posicionada para subrayar la importancia de otras políticas económicas, no solo la política monetaria”.

Lagarde era abogada antimonopolio y fue ministra de Finanzas de Francia en 2007, luego asumió la dirección del FMI cuando quien la dirigía era Dominique Strauss-Kahn y tuvo que renunciar por un escándalo sexual.

Europa está a la expectativa de los cambios que traería Lagarde al BCE, donde si bien la prioridad es la estabilidad de los precios, ella ha hablado del riesgo ambiental y el cambio climático para el éxito de su mandato.

Los líderes de la Unión Europea formalizarán su nombramiento para un período de ocho años en una cumbre regular a mediados de octubre.