.
VENEZUELA La venta de gasolina a un mayor precio es un salvavidas para la venezolana Pdvsa
viernes, 5 de febrero de 2021

Un directivo de la empresa dijo que las exportaciones de crudo se han visto colapsadas por las sanciones de EE.UU. contra la empresa

Reuters

La decisión de Venezuela el año pasado de vender gasolina a precios más cercanos a los internacionales, después de años de subsidios, ha sido un salvavidas para la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), que tiene problemas de liquidez, dijo el jueves en una entrevista un miembro de la junta directiva.

Wills Rangel, presidente de la federación petrolera Futpv y director externo de PDVSA, dijo que la compañía ha visto colapsar sus exportaciones de crudo y su flujo de efectivo a raíz de las sanciones de Estados Unidos contra la empresa.

Bajo una aguda escasez de gasolina a mediados de 2020, resultado de años de desinversión y mala gestión en la red de refinación de 1,3 millones de barriles por día (bpd) de PDVSA, así como las sanciones, el presidente Nicolás Maduro permitió que unas 200 estaciones de servicio vendieran gasolina a un precio de 50 centavos de dólar por litro.

"Muy brutal", dijo Rangel sobre el impacto de las sanciones. "Lo que ha permitido respirar un poco ha sido la estrategia que hicimos con las 200 estaciones (...) esos nos ha ayudado, está funcionando, (es) una tabla (de salvación)" para la petrolera.

Rangel dijo que PDVSA producía actualmente unos 60.000 bpd de gasolina, alrededor de la mitad de la demanda nacional. No detalló cuántos ingresos había recibido la estatal petrolera por las ventas del combustible.

El directivo agregó que la compañía estaba produciendo unos 50.000 barriles de diésel y no tenía inventarios del combustible. Algunos socios comerciales están presionando al gobierno de Estados Unidos para que levante la prohibición de los intercambios de crudo por diésel, citando razones humanitarias.

Rangel estimó que la producción actual de crudo de Venezuela es de unos 500.000 bpd, por debajo de los 1,2 millones de bpd que produjo en enero de 2019, cuando se implementaron las sanciones, y muy por debajo de los 2,4 millones de bpd que produjo la nación de la OPEP cuando Maduro asumió el poder en 2013.

Para buscar formas de aumentar la producción, Rangel dijo que el ministro de Petróleo, Tareck El Aissami, y el presidente de PDVSA, Asdrúbal Chávez, se reunieron con empresas privadas a fin de conversar sobre la inversión en la industria petrolera venezolana en el contexto de una ley "anti-bloqueo", aprobada el año pasado, que contempla darle un mayor rol sector privado en las operaciones después de años de amplia participación estatal.

"Con esta ley constitucional, el presidente lo que busca es sincerar los tiempos", dijo Rangel, señalando que los precios del petróleo ahora eran más bajos y las "circunstancias geopolíticas" diferentes a cuando el fallecido expresidente Hugo Chávez decidió elevar la presencia estatal en la industria petrolera a mediados de la década de 2000.