En un estudio, el Foro Económico Mundial alertó sobre los impactos de la pandemia en el sector del turismo de la región

Paola Andrea Vargas Rubio - pvargas@larepublica.com.co

El Foro Económico Mundial publicó el Informe de Competitividad de Viajes y Turismo de América Latina y el Caribe, en el que destacó que “antes del brote de covid-19, la región latinoamericana y caribeña estaba mejorando en cuanto a competitividad turística, pero la mayoría de sus economías seguían situándose por debajo de la media mundial”.

Esto se evidencia que en el ranking de la competitividad de los viajes y el turismo en 2019. México es el primer país que aparece en la lista en el puesto 19, seguido de Brasil en el 32, Costa Rica en el 41, Panamá en el 47, Perú en el 49, Argentina en el 50, Chile en el 52 y Colombia en el 50 (ver gráfico).

La mejora que destacó el Foro Económico Mundial en el informe en materia de turismo se podría ver empañada, ya que “en Latinoamérica, los cambios en la competitividad de los viajes por la pandemia resultan problemáticos, ya que, por ejemplo, Europa y otros países con recursos sanitarios más abundantes tienen más posibilidades de contener y gestionar los casos de covid-19 que otros países con recursos sanitarios menos desarrollados, lo que puede acelerar la reapertura segura de su sector turístico, señaló el texto.

El Foro Económico Mundial alertó que en la región hay algunas limitaciones de la capacidad de atención de salud de América Latina y el Caribe, las cuales se evidencian en los niveles particularmente bajos de camas de hospital, con 42% menos de camas por cada 10.000 personas que la media mundial.

Debido a estos retos que tiene el sector a nivel regional el Foro Económico Mundial recomendó en el estudio que se debería apostarle a una mayor disponibilidad de TIC. “Esto permitirá a las empresas turísticas y a sus socios de la cadena de suministro prestar más servicios digitales, una ventaja creciente cuando las interacciones interpersonales se ven limitadas”, citó en el texto.

En línea con esto, el Foro Económico Mundial destacó que los componentes de la competitividad, como un entorno empresarial y unos mercados laborales favorables juegan un papel clave o pueden actuar a modo de estímulos del lado de la oferta, generando alivio y acelerando la recuperación.

El tiempo de los cierres debe aprovecharse para revisar los planes
“Se debe dedicar este tiempo a revisar los proyectos de promoción turística y forjar un mejor sector. Hay oportunidades dentro de la brecha de infraestructura. Unas buenas comunicaciones aéreas son clave para la competitividad. El confinamiento ha ralentizado los proyectos infraestructurales, pero también es una oportunidad para focalizar la atención en las áreas más críticas. La construcción de infraestructuras para un mejor equilibrio entre el turismo y la demanda local revestirá especial importancia”, detalló el texto del FEM.