Compradores poscovid de todo el mundo se caracterizarán por el uso masivo de lo digital y la búsqueda de nuevas experiencias

Paola Andrea Vargas Rubio - pvargas@larepublica.com.co

El nivel de contagio del virus en los diferentes mercados, los aislamientos obligatorios y la crisis económica se han convertido en los ingredientes que están potencializando el impacto del covid-19 en las megatendencias de consumo mundial. Según un análisis de Euromonitor, “el hogar y la digitalización se han vuelto el centro de los consumidores y la incertidumbre económica está llevando a los compradores a ser más cautelosos y selectivos en el gasto”.

A este nuevo panorama en el que lo digital está ganando protagonismo, se le suma que la mitad de los consumidores de este canal solo compran marcas en las que confían y que 58% de los usuarios de todo el mundo dice que gestiona activamente la configuración de privacidad, según un estudio de la firma en el que también resaltó que entre las preferencias que definirán el comercio electrónico este año están la tecnología 5G y el uso de los aparatos inteligentes.

Sobre las nuevas inclinaciones de los consumidores, Mauricio Rodríguez, profesor de liderazgo de la Universidad Externado de Colombia, explicó que las compras online continuarán vigentes una vez termine la pandemia, debido a que las personas aprendieron a comprar en web y las empresas aprendieron a vender en línea. Una muestra de esto es el auge de los domicilios, la educación virtual y las compras digitales.

En línea con los comportamientos de los consumidores poscovid, Alison Angus, directora de la investigación de estilos de vida en Euromonitor y Michelle Evans, supervisora de la investigación digital de la compañía británica, destacaron que los consumidores que emergen del aislamiento están reevaluando sus valores; premiando a las marcas con un nuevo propósito; y procuran tener un mejor estilo de vida con el fin de conservar su salud y bienestar.

La inclinación de los consumidores por lo digital y por adquirir nuevas experiencias ya se empezó a reflejar en los resultados de apuestas como Disney Plus, que en abril registró alrededor de 50 millones de usuarios. Esta plataforma ha tenido un auge importante en la cuarentena, mientras que los parques temáticos de Disney se enfrentan a la crisis.

LOS CONTRASTES

  • Mauricio RodríguezProfesor de liderazgo de la Universidad Externado de Colombia

    “El cuidado del medio ambiente, la compra de productos locales y la adquisición de libros de autoayuda están empezando a estar presentantes dentro de las preferencias de los consumidores”.

  • Marcos PueyrredonPresidente del eCommerce Institute

    “Nos encontraremos con un nuevo consumidor, con hábitos y rituales de consumo que impactarán en toda la cadena, generando una gran oportunidad y, a su vez, grandes desafíos”.

Otra de las apuestas tuvo origen en las Islas Feroe, donde se les permite a los posibles viajeros explorar el territorio dirigiendo los pasos de los lugareños con una cámara Go-Pro. Esta zona del mundo se reinventó ya que no hay turistas, citó Euromonitor en el texto.

Esto responde a que los consumidores viajarán menos, ahorrarán más y tendrán una mayor conciencia sobre lo frágil que es el planeta, por lo que habrá un mayor auge del veganismo y otras tendencias que tengan como objetivo el cuidado del ambiente, dijo Rodríguez.

Otra de las características que marcará al mundo una vez termine la pandemia es la cultura del ahorro, en medio de la lucha de la clase media por mantenerse en su posición a pesar de la crisis mundial, concluyó Euromonitor.

El recorte en los gastos, la tendencia destacada entre las personas
La ‘nueva normalidad’ a la que se están enfrentando la mayoría de países en el mundo está generando que las empresas construyan caminos para reinventarse basados en que, por ejemplo, 27% de los consumidores está recortando gastos, 78% de ellos ha disminuido sus compras y 64% adquiere únicamente lo indispensable. “Alrededor de 33% de los consumidores reevaluará las cosas que más valora y 25% pondrá más atención a lo que consume y el impacto que esto tiene en el planeta”, según el índice EY del futuro del consumidor.