La OPS y la Cepal detallaron que la única forma de lograr la recuperación económica es aplanando la curva de contagios de covid

Paola Andrea Vargas Rubio - pvargas@larepublica.com.co

Desde que se confirmó oficialmente el primer caso de covid-19 en Wuhan, China, y luego de que el virus se instalara en los cinco continentes, uno de los temas centrales a nivel mundial es cómo mejorar la calidad y la capacidad de atención de los sistemas de salud en medio de la lucha contra este patógeno, que ha anotado más de 140.000 nuevo casos diario en promedio durante la última semana en el continente americano, según datos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Con base en el avance de la pandemia en la región, Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), durante la presentación del informe titulado ‘Salud y economía: una convergencia necesaria para enfrentar el covid-19 y retomar la senda hacia el desarrollo sostenible en América Latina y el Caribe’, aseguró que “solo si se aplana la curva de contagio del nuevo coronavirus se podrán reactivar las economías de la región”.

En línea con esto, Carissa F. Etienne, directora de la OPS, enfatizó en que la lucha contra la pandemia requiere de sistemas de salud sólidos y bien financiados, por lo que los gobiernos deben continuar con las inversiones en salud pública hasta alcanzar al menos 6% del PIB, con particular énfasis en la atención primaria en salud. Actualmente el gasto público en este rubro alcanza un promedio de 2,3% del PIB del gobierno central en el vecindario.

La escasa apuesta por parte de las autoridades de la región al sector salud ha sentado las bases para que más de un tercio del gasto de la salud provenga de pago de bolsillos de los hogares (34%) y que la disponibilidad de médicos y de camas hospitalarias en la mayoría de los países de América Latina y el Caribe equivalga a la mitad de las naciones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde), de acuerdo con datos del informe.

LOS CONTRASTES

  • Alicia BárcenaSecretaria Ejecutiva de la Cepal

    “Avanzar en la igualdad es fundamental para el control eficaz de la pandemia y para una recuperación económica sostenible en América Latina y el Caribe”.

A esto se le suma que “hay un patrón en la percepción de las barreras de acceso a los servicios de salud determinado por los niveles de ingresos. La población más pobre está afectada por cuestiones financieras, geográficas y de disponibilidad y aceptabilidad de la atención, mientras que la población con mayores ingresos sobresalen aquellas barreras de acceso asociadas en mayor medida con la insatisfacción respecto del sistema de salud”, citaron OPS y la Cepal en el texto (ver gráfico).

Ambos organismos resaltaron que se deben articular las políticas de salud con las económicas, sociales, y productivas con el fin de lograr la reactivación esperada. Para lograr esto hay que realizar el testeo, seguimiento de contactos y medidas de salud pública como cuarentenas o de distanciamiento social, mientras se van fortaleciendo los sistemas de salud, con un enfoque en la atención primaria de salud y garantizando el cumplimiento de las funciones esenciales del sistema.

La disponibilidad de médicos y camas en los países del vecindario
OPS y Cepal detallaron que la disponibilidad promedio de 20 médicos por cada 10.000 habitantes está muy por debajo de la cifra promedio de 35 médicos por cada 10.000 habitantes que alcanzan los países de la Ocde y de los parámetros recomendados por la OMS (30 médicos por cada 10.000 habitantes como mínimo). En términos de camas hospitalarias la situación es similar con tasas por cada 1.000 habitantes de 2,0 en el caso de América Latina y el Caribe y 4,8 en el caso de los países de la Ocde.

A continuación encontrará el archivo con el informe completo de la Cepal.