.
GLOBOECONOMÍA

La incertidumbre política ensombrece el foro de Davos

martes, 17 de enero de 2017
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Ripe

Aunque su lema es: comprometidos a mejorar la situación del mundo, este año podría ser defendiéndonos de un mundo hostil. El año pasado concluí mi informe sobre Davos, donde la élite empresarial y política se han reunido desde los 70, afirmando que "es posible -aunque improbable- que cuando el WEF se reúna en 2017, Trump sea el presidente de EEUU y Reino Unido haya votado a favor del Brexit". En estos últimos 12 meses, lo improbable se ha hecho realidad. Y aunque esta semana los delegados de Davos harán todo lo posible por fingir que no ha cambiado nada, en realidad, la visión del mundo representada por el WEF está cambiando como no lo había hecho nunca.

El tema para el foro de este año es Liderazgo responsable y receptivo. Pero el contexto político para la reunión anual estará marcado por la toma de posesión de Trump. Y está claro que Trump no representa lo que la mayoría de los delegados de Davos considera un "líder responsable". De igual modo, para el presidente electo y sus consejeros políticos, Davos representa la globalización que han prometido destruir. Steve Bannon, que se convertirá en el nuevo jefe de Estrategia de la Casa Blanca, ha denunciado el "partido de Davos", describiéndolo como una élite global a la que no le interesan las personas normales.

El proteccionismo prometido por Trump es un atentado contra la premisa fundamental de Davos, que afirma que el comercio y la inversión a nivel internacional son beneficiosos. La promesa del presidente electo de establecer una prohibición temporal a la entrada de todos los musulmanes es la antítesis al "dedicado diálogo multicultural" que se proclamó este año en la presentación preliminar del WEF. Trump también ha argumentado que "el concepto del cambio climático" lo ha inventado China y forma parte de un complot para destruir la industria estadounidense. El programa del WEF normalmente está lleno de sesiones sobre las políticas y la ciencia relacionadas con el cambio climático.

Simbólicamente, el último día del foro de este año, el 20 de enero, coincidirá con el primer día de la presidencia de Trump, que será investido presidente justo cuando los delegados de Davos se preparen para la última noche de gala.

En ausencia de Trump, este año la estrella será Xi Jinping, el presidente de China. La decisión del líder chino de participar por primera vez en el foro es digna de mención. Debido a la ausencia física y espiritual del nuevo presidente estadounidense, es posible que Xi haya decidido acudir para representar el papel de "líder responsable y receptivo" del sistema económico internacional.

Xi probablemente pronunciará comentarios tranquilizadores sobre temas que resultan importantes para los delegados, especialmente relacionados con la globalización y el cambio climático. Una actuación estelar en Davos podría ser de lo más reconfortante para Xi.

Es muy probable que el año entrante veamos crecientes tensiones entre EEUU y China sobre temas como el comercio, Taiwán, Corea del Norte y el Mar de China Meridional. Xi tendrá mucho interés en usar su presencia para argumentar el punto de vista de China frente a una audiencia influyente que incluye a algunos líderes empresariales, financieros y gubernamentales del mundo. Otra administración que quiere utilizar el foro de Davos para moldear la opinión internacional es la del Reino Unido. Los asistentes a la cumbre del año pasado no supieron pronosticar el resultado del referéndum de Reino Unido que resultó favorable a su salida de la UE.

El primer día del WEF coincidirá con el discurso muy esperado de Theresa May sobre el plan de Gran Bretaña en relación al Brexit, que será escuchado con muchísima atención en Davos. No se espera que May viaje a Suiza para atender el foro. Tampoco acudirá Angela Merkel, tal vez porque sabe que no es un destino apropiado en año electoral. Tampoco veremos a François Hollande, al que no le queda mucho en la presidencia francesa.

Aunque los participantes del foro seguramente estarán ansiosos por escuchar un mensaje de tranquilidad, no pueden ignorar el hecho de que el WEF está operando en un contexto que ha sufrido un cambio radical. Su presentación preliminar comienza asegurando que: "Los eventos globales este año nos recuerdan que cuando más complejo sea un sistema, mayor será la preocupación de la comunidad sobre su futuro".

Pero rápidamente continúa con las peticiones habituales para una "mayor cooperación internacional y un sincero diálogo multicultural". Los tópicos como estos repletos de buenas intenciones no serán de mucha ayuda en un momento en el que el WEF lucha por adaptarse a las tormentas políticas que asolan al mundo más allá de las montañas protectoras de Davos.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Japón 26/05/2024 Sony impulsará el negocio de animación para convertirlo en una fuente de ingresos

Sony planea impulsar su negocio de animación como una importante fuente de ingresos junto a videojuegos, música y películas

Comercio 29/05/2024 Los clientes y trabajadores de Starbucks están furiosos por la reducción del personal

Culpan de la falta de personal, en parte, a un algoritmo que Starbucks Corp. utiliza para asignar la mano de obra en las tiendas

Brasil 29/05/2024 Brasil registró 8,2 millones de desempleados al cierre de abril, la tasa quedó en 7,5%

El salario promedio aumentó 0,8% en el trimestre hasta abril, a 3.151 reales (US$608,18), los ocupados superaron los 100 millones