.
UE

La guerra de Europa contra el carbono se globaliza con nuevos impuestos fronterizos

domingo, 1 de octubre de 2023

La Unión Europea proyecta ser el primer continente climáticamente neutro

Foto: Bloomberg

La UE tiene el objetivo vinculante de reducir los gases de efecto invernadero en al menos 55% esta década con respecto al nivel registrado en 1990 y lograr la neutralidad climática a mediados de siglo

Bloomberg

La Unión Europea ha estado acelerando su impulso para convertirse en el primer continente climáticamente neutro. La nueva política que entrará en vigor el domingo será un primer paso para impulsar a otras partes del mundo a seguir su ejemplo.

La medida eventualmente impondrá un impuesto a las importaciones intensivas en carbono para que las empresas europeas obligadas a cumplir con las estrictas leyes climáticas del continente no enfrenten competencia desleal de productores fuera del bloque. A partir del domingo, inicio de la primera fase del llamado Mecanismo de Ajuste en Frontera de Carbono, los importadores de seis industrias intensivas en carbono deberán comenzar a informar sobre sus emisiones.

"Tendrá implicaciones estratégicas y financieras para las empresas de todo el mundo", dijo Tim Figures, experto senior de Boston Consulting Group. "El domingo es sólo el comienzo de un largo proceso, pero incluso si algunas empresas no se ven afectadas de inmediato, es posible que lo hagan en una etapa posterior, ya que la UE tiene la opción de incluir más industrias".

El mecanismo ya ha enfrentado el rechazo de los principales socios comerciales de la UE, incluidos Rusia y China, quienes argumentan que socava los principios del libre comercio. También se suma a las tensiones comerciales entre la UE y EE.UU., ya que la administración Biden solicitó a principios de este año que sus exportaciones de acero y aluminio estuvieran exentas.

Pero una vez que entre en funcionamiento, el mecanismo será una prueba clave para determinar si se puede establecer un precio del carbono en todo el mundo como parte de los esfuerzos para limitar el calentamiento global. En la segunda fase, que comenzará a partir de enero de 2026, las empresas deberán pagar un impuesto gradual en línea con los precios en el mercado de carbono de la UE. El contrato de emisiones de referencia de la UE rondaba los 82 euros por tonelada métrica de carbono el viernes.

La idea de poner un precio a las emisiones en la frontera europea ha estado flotando durante las últimas dos décadas, pero no fue hasta principios de este año que la UE adoptó una ley que exige el impuesto como parte de su ambicioso paquete verde. La UE tiene el objetivo vinculante de reducir los gases de efecto invernadero en al menos un 55% esta década con respecto al nivel registrado en 1990 y lograr la neutralidad climática a mediados de siglo.

Incluso la fase de transición del mecanismo fronterizo, antes de que se establezcan impuestos, obligará a los productores de los países exportadores a prestar más atención a su huella de carbono, según Figures.

"En primer lugar, sus productos serán menos competitivos si no reducen las emisiones y, en segundo lugar, la perspectiva de pagar un precio por el carbono en la UE actuará como un incentivo para invertir en la descarbonización", dijo Figures. "Eso también puede significar un cambio en los patrones comerciales: los productos intensivos en carbono serán más difíciles de vender en el mercado de la UE, por lo que podrían trasladarse a terceros países sin aranceles al carbono".

El impuesto puede eximirse al menos parcialmente si ya se ha pagado un impuesto al carbono en el país donde se produjeron los bienes, lo que agrega un incentivo adicional para que terceros países introduzcan sus propias políticas verdes. Tal diseño también evita que el plan sea considerado un arancel ilegal según las regulaciones elaboradas por la Organización Mundial del Comercio.

La UE todavía tiene mucho trabajo por hacer para que el mecanismo funcione sin problemas, desde garantizar la supervisión del cumplimiento en los estados miembros hasta introducir reglas técnicas más detalladas. También enfrentará desafíos legales en la OMC y disputas con socios comerciales.

Els Brouwers, directora de Energía, Clima y Asuntos Económicos de Essenscia, el grupo de presión de la industria química belga, describió el mecanismo como una "enorme carga administrativa para los importadores de la UE". Las empresas tienen “muchas preguntas” sobre cómo se protegerán sus exportaciones, dijo Brouwers.

Los ambientalistas y economistas, incluido el ganador del Premio Nobel William Nordhaus, han defendido durante mucho tiempo la fijación de precios al carbono porque permite a los países unirse en una especie de “club del carbono” para eliminar el problema de “beneficiarse” de los esfuerzos de otras naciones. Alemania ha presentado su propia idea para tal unión junto con el Grupo de los Siete.

También puede dar impulso a los nacientes mercados de carbono en otros países, como el mercado de emisiones chino, y atraer a otros países a seguir su ejemplo, según Antoine Vagneur-Jones, jefe de comercio y cadenas de suministro de BloombergNEF.

“Esto no conducirá a una fijación de precios del carbono que se acerque a lo que está haciendo la UE en el corto plazo”, escribió Vagneur-Jones en una nota. Pero en lugares donde el precio del carbono es políticamente aceptable, “esto definitivamente podría actuar como una especie de impulsor”, dijo.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Legislación 27/05/2024 Colombia pide a la comunidad internacional presión a Israel por el conflicto en Gaza

El canciller, Luis Gilberto Murillo, se pronunció e hizo un llamado a la salida pacífica e incluso presionar a los aliados de Israel

EE.UU. 28/05/2024 El segundo operador móvil de EE.UU. T-Mobile Inc. comprará activos de US Cellular

El precio de compra de US$4.400 millones incluye una combinación de efectivo y hasta US$2.000 millones en deuda asumida, según informaron las empresas en un comunicado el martes

Comercio 29/05/2024 Los clientes y trabajadores de Starbucks están furiosos por la reducción del personal

Culpan de la falta de personal, en parte, a un algoritmo que Starbucks Corp. utiliza para asignar la mano de obra en las tiendas