RIPE:
GESTIÓN

Didi empezará a operar en Lima y en los próximos meses a otras ciudades del país. Su estrategia será ofrecer precios competitivos

Diario Gestión - Lima

El covid-19 ha transformado la forma en que las personas se desplazan dentro de las ciudades y estos cambios alcanzaron también a las apps de movilidad. Las empresas más conocidas (Uber, Beat y Cabify), ante la súbita caída de los volúmenes de viajes, tuvieron que reinventar su oferta de servicios e implementar nuevas medidas sanitarias. Ahora, mientras este mercado recupera su equilibrio, llega un nuevo jugador desde China que empezará a operar desde el 13 de octubre: Didi.

Didi es la aplicación de movilidad más grande del mundo. Cuenta con más de 550 millones de usuarios a nivel global y realiza 60 millones de viajes al día. Según comenta Felipe Contreras, director de Comunicaciones de Didi para Sudamérica, el competidor más cercano de la compañía china solo cuenta entre 8 y 9 millones de viajes diarios

“La compañía ha puesto el foco en Latinoamérica. Es una región con importantes necesidades de movilidad”, afirma Contreras. La firma ya cuenta con operaciones en México, Costa Rica, Colombia, Panamá, Brasil y Chile.

Pamela Vidal, gerente de Comunicaciones de Didi, detalla que la comisión por uso de la aplicación por parte de los conductores, es decir, la proporción del costo total de los viajes con el que se queda Didi, es de 18%.

“Tenemos la tarifa más competitiva del mercado. Este porcentaje aplica para todos los conductores, sin importar que el socio tenga miles de viajes o que esté realizando el primero”, indica.

Algunas aplicaciones del mercado sancionan a los conductores que no toman los viajes que los usuarios solicitan o les dan incentivos para que estén conectados una mayor cantidad de tiempo. Vidal comenta que Didi otorga mayor libertad, pues el conductor puede saber cuál es el destino final del viaje y, tras ello, decidir si lo toma o no, sin ninguna repercusión negativa.

“No hay obligatoriedad de horario. Los socios conductores deciden cuándo se conectan y por cuánto tiempo”, explica. Agrega que la pandemia dejó sin trabajo a muchas personas en el país y, desde Didi, esperan ser una alternativa para que las personas afectadas puedan generar ingresos por su cuenta.

Aunque no comentó cuántos socios conductores habían alcanzado hasta el momento, Pamela Vidal considera que ha habido una buena respuesta en el reclutamiento, el cual se simplificó porque, debido a la coyuntura, hubo facilidades para el acceso a documentos por vía digital.

Usuarios
Ciertas apps de taxi que ya están en el mercado ingresaron al país apoyadas en precios promocionales o viajes gratis. Desde Didi no quisieron adelantar si optarían por alguna estrategia de viajes subsidiados, ni comentar el monto de inversión para su ingreso al Perú, pero Vidal dijo que los usuarios podrán acceder a viajes desde S/ 5 que incluyen desde autos de lujo hasta conductores designados. La empresa ingresará al mercado peruano, en un primer momento, únicamente con su categoría Express, de vehículos de cuatro puertas y con modelos del 2010 en adelante.

Uber, Cabify y Beat han implementado, en parte a raíz de la pandemia, servicios de envío de paquetes. Por el momento, Didi no ofrecerá esta opción.

“Empezaremos en Lima. Pero estamos seguros que en ciudades como Piura, Chiclayo o Arequipa hay muchas oportunidades. Hasta hace poco, por la pandemia, ha habido regiones en cuarentena. Esperamos anunciar, en los próximos meses, nuestra llegada a nuevas ciudades”, indica Vidal.

Según el portal de Didi en Perú, las ciudades en las que se pueden registrar los socios conductores son Lima, Arequipa, Trujillo, Chiclayo, Piura y Cusco.

Regulación
Hasta antes del inicio de la pandemia, tanto la Autoridad de Transporte Urbano (ATU) como el Ministerio de Trabajo (MTPE) habían anunciado normativas que, de alguna forma alcanzaban a las apps de movilidad. En el primer caso, se trataba de una regulación para el servicio de taxis que incluía a los aplicativos. En el otro, se evaluaba las condiciones y la relación que existía entre los conductores y las empresas.

Pamela Vidal dijo que en Didi están dispuestos a colaborar con cualquier tema regulatorio que las autoridades busquen implementar. Tras ser consultada sobre si la empresa había tenido alguna reunión con entidades regulatorias, comentó que prefería no entrar en detalles. Sin embargo, afirma que Didi ya forma parte de Comex, y participa de la mesa de tecnología del gremio.