Aunque los analistas dicen que el impacto no es inmediato, el caos político puede impactar la variación del PIB, la moneda, la bolsa, la inversión extranjera y los bonos.

María Paula Aristizábal Bedoya - maristizabal@larepublica.com.co

El pasado lunes Martín Vizcarra, presidente de Perú, disolvió constitucionalmente el Congreso, cumpliendo la amenaza que había anunciado días atrás. La decisión se dio a raíz de que el Congreso no le aprobó la “cuestión de confianza” solicitada por Vizcarra (la tercera en menos de un año) en el tema de la elección de los nuevos magistrados del Tribunal Constitucional (TC).

Lo curioso es que esa medida sí fue aprobada por el Legislativo, exactamente al mismo tiempo en que el Presidente estaba anunciando la disolución del Congreso por televisión. Como si se tratara de un episodio de una serie de Netflix, los miembros del Congreso que no estuvieron de acuerdo con la decisión de Vizcarra, decidieron suspender al Mandatario y nombraron a la vicepresidenta Mercedes Aráoz como la nueva presidenta de Perú. Así las cosas, hoy ese país cuenta con dos presidentes, y para algunos analistas, un golpe de Estado.

Las fuerzas militares y gran parte del pueblo mostraron su apoyo a la decisión tomada por Vizcarra, quien convocó a elecciones parlamentarias el próximo 26 de enero. Cabe recordar que no es la primera vez que sucede algo de este tipo en Perú.

En 1992 Alberto Fujimori cerró el Congreso, suspendió la Constitución, intervino la justicia y declaró el estado de emergencia argumentando que había una obstrucción de Parlamento en temas de seguridad y economía. Ese acontecimiento fue considerado como un autogolpe o “Fujimorazo” y contó también con el apoyo del Ejército y más del 80% de los peruanos.

Como en todas las economías, este tipo de medidas alteran la confianza de los inversionistas y tiene repercusiones a corto, mediano o largo plazo en los indicadores económicos.

LOS CONTRASTES

  • Aldo OlanoDocente investigador de la Universidad Externado de Colombia

    “Las fluctuaciones que ha tenido la moneda son normales. Es algo pasajero, en una semana o antes el mercado cambiario tiende a estabilizarse, además, no es una devaluación muy pronunciada”.

  • Juan Carlos TafurAnalista político

    “De la única forma en la que la economía podría tener afectaciones es si Vizcarra decide elegir como Ministro de Economía a un populista; de lo contrario, la economía no se verá afectada por el momento”.

  • José Miguel SánchezDecano de Economía de la Universidad Católica de Chile

    “Está complicado el escenario porque hay una contienda entre el Legislativo y el Ejecutivo que no se ve cómo se va a zanjar. Es una debilidad institucional que en nuestros países nos cuesta resolver”.

Rubén Sánchez, profesor de ciencias políticas de la Universidad del Rosario, señaló que para entender lo que sucede en Perú hay que devolverse unos años, pues según él, la problemática actual “está alimentada por los escándalos de corrupción que se han destapado como Odebrecht y que han recaído en los últimos Presidentes de la República que han salido por la puerta de atrás”.

Alberto Fujimori (1990 - 2001), fue destituido por incapacidad moral y renunció tras el escándalo de los “vladivideos”; Alejandro Toledo (2001-2006) fue acusado por el expresidente de Odebrecht, Marcelo Odebrecht, de haber recibido dinero y fue destituido de su cargo; Alan García (1985-1990 y 2006-2011) terminó su mandato sin problemas y este año se suicidó cuando iba a ser detenido por orden de la Justicia tras haber sido acusado también por el caso Odebrecht; Ollanta Humala (2011 - 2016) fue otro expresidente acusado por Marcelo Odebrecht y se entregó junto con su esposa a la justicia. El último que renunció a su cargo por escándalos con Odebrecht fue Pedro Pablo Kusczynski (28 de julio de 2016 - 23 de marzo de 2018), quien le cedió la presidencia a Martín Vizcarra.

“Con la disolución del Congreso, no sabemos cómo calificar el tema, si se trata de un golpe de Estado como lo afirman en Perú o de una situación anárquica, porque sin el Congreso, queda la posibilidad de una dictadura por parte del Ejecutivo”, señaló Sánchez.

Para la Organización de Estados Americanos ese no es el escenario. Ayer señaló que la decisión de Vizcarra al convocar elecciones “es un paso constructivo” para definir una pugna entre el Gobierno y el Congreso unicameral. Con las elecciones de 2016 el Congreso tuvo una mayoría fujimorista del partido Fuerza Popular. Así, los fujimoristas pretendieron gobernar desde el Legislativo, provocando el rechazo de la población.

Aunque la crisis es política, es inevitable que los principales indicadores macroeconómicos de Perú se vean afectados. Aquí algunos de ellos.

1. Producto interno Bruto
De acuerdo con el Banco Central de Reserva del Perú, en 2017 la variación del PIB fue 2,5% y para 2018 presentó un aumento de 1,1 puntos porcentuales llegando a 4%. En junio de 2019, la proyección de este indicador cayó a 3,4% y en septiembre siguió a la baja al ubicarse en 2,7%.

Aldo Olano, docente investigador de la Universidad Externado de Colombia, indicó que, si bien el PIB ha venido mostrando una ligera tendencia a la baja, se sostiene porque se trata de un escenario que “viene hace años, no es algo de esta crisis como tal. Se originó con Kusczynski, luego tuvo un crecimiento importante en 2018 y ahora empezó a bajar”. Agregó que el crecimiento del PIB no solo se puede entender de manera local, sino que los factores internacionales también influyen para que llegue a estos niveles. “Tener un crecimiento de 2,7% es algo positivo, el ritmo del crecimiento de la economía no se va a afectar con esta crisis”, dijo.

2. Moneda
El sol peruano inició su jornada de ayer con una caída de 0,8% frente al alza del dólar, siendo su nivel más bajo en un mes según Reuters. Al cierre de la jornada, la moneda retrocedió 0,59% a US$3,387. De acuerdo con Olano, se trata de las fluctuaciones convencionales que tiene el mercado. “Es algo pasajero, en una semana o antes el mercado cambiario tiende a estabilizarse, además no es una devaluación muy pronunciada”, dijo.

3. Inversión Extranjera
Con esta crisis política la incertidumbre de los empresarios aumenta y la inversión extranjera tiende a verse afectada. Sin embargo, José Miguel Sánchez, decano de Economía de la Universidad Católica de Chile señaló que “si se resuelve rápido esta crisis no va a pasar nada”. Sin embargo, según cifras de la Cepal, la IED en Perú sumó US$6.488 millones en 2018, una caída de 5,4%.

4. Bonos
Según Bloomberg, “los rendimientos de los bonos peruanos con vencimiento en 2050 tuvieron un repunte de seis puntos básicos y llegaron a 3,3%, el segundo rendimiento más bajo de un bono a 30 años en América Latina después de Chile”. En entrevista con Gestión, Paulo Mateus, analista económico de Goldman Sachs, aseguró que “una mayor incertidumbre política no ayuda ni a las inversiones ni al crecimiento”. Hay bonos que pueden estar en manos de empresarios o personas naturales a los que el Estado les garantiza su desempeño y en este caso, “el Estado tiene que jugársela para que esos bonos mantengan su precio en el mercado internacional. El Gobierno tiene que actuar con mucha finura pero con rapidez”, aseguró Olano.

5. Bolsa
Ayer la Bolsa de Perú sufrió la mayor baja diaria en 22 meses perdiendo 2,55%, a 499,36 puntos según informó Reuters. Sin embargo, para Olano más del 95% de la economía peruana se mueve por fuera de la bolsa, por ende, no es una cifra alarmante en este momento.