Solo a principios de este año Facebook comenzó a informar a los usuarios de Instagram que estaba recopilando datos biométricos, según la demanda

Bloomberg

Facebook Inc. enfrenta nuevas acusaciones de que recolecta ilegalmente los datos biométricos de los usuarios, esta vez en una demanda que apunta a la aplicación para compartir fotos de la compañía, Instagram.

El mes pasado, la empresa de redes sociales ofreció pagar US$650 millones para resolver una demanda en la que fue acusada de recopilar ilegalmente datos biométricos a través de una herramienta de etiquetado de fotos proporcionada a los usuarios de Facebook.

"Esta demanda no tiene fundamento", dijo Stephanie Otway, portavoz de la empresa Facebook, en un comunicado enviado por correo electrónico. "Instagram no utiliza tecnología de reconocimiento facial".

Kelly Whalen, una residente de Illinois que dice que ha estado usando Instagram con regularidad desde 2011, alegó en su queja que la práctica de la aplicación para compartir fotos viola una ley estatal de privacidad que prohíbe la recopilación no autorizada de datos biométricos. Según la ley, una empresa puede verse obligada a pagar US$1,000 por infracción, o US$5,000 si se determina que actuó de manera imprudente o intencional.

Solo a principios de este año Facebook comenzó a informar a los usuarios de Instagram que estaba recopilando datos biométricos, según la demanda.

La política de datos en línea de Instagram sobre reconocimiento facial establece: "Si introducimos la tecnología de reconocimiento facial en su experiencia de Instagram, se lo haremos saber primero y usted tendrá control sobre si usamos esta tecnología para usted".