Dentro de las recomendaciones de la consultora se destaca mantenerse en comunicación con los bancos para llegar a acuerdos

Paola Andrea Vargas Rubio - pvargas@larepublica.com.co

Tras finalizar el primer trimestre del año y con la publicación de algunos datos como inflación, desempleo, resultados financieros de las empresas, entre otros, se empezó a dibujar cuál será el efecto que tendrá la pandemia en la economía global. Por esto, Kearney compartió 10 medidas de liquidez para que las empresas se mantengan a flote en la crisis.

Las recomendaciones de la empresa de consultoría estadounidense se basan en que las compañías están tomando caminos completamente diferentes durante la crisis por el virus que tiene tres momentos. Durante el periodo de choque se ha presentado un hipercrecimiento de las firmas de sectores como salud, farmacéutico y telecomunicaciones, mientras que la industrias como la del tabaco siguen su rumbo normal y el segmento automotriz, de transporte y petróleo afrontan la peor cara de la crisis.

Las recomendaciones que da Kearney están divididas en cuatro escenarios. El primero es el de la preparación, en el que se aconseja (1) llevar a cabo una planificación de liquidez para 13 semanas (se debe actualizar el cada semana).

El segundo escenario es el denominado ‘capital de trabajo’, en el que se debe (2) monitorear de cerca las cuentas por cobrar pendientes; (3) validar las opciones de prepago para los clientes, asegurar que el inventario se suficiente para continuar con la oferta; (4) pausar pedidos en serie y; (5) revisar las obligaciones contractuales con los proveedores, para ajustar condiciones.

El tercer momento es el de recaudación de ingresos, en este las empresas deben (6) acudir a la facturación anticipada para el reconocimiento rápido de ingresos. En este punto puede considerar también exigir el pago de depósitos o prepagos para clientes clave.

LOS CONTRASTES

  • Luis Fernando MartinConsultor empresarial internacional

    “Las empresas deben planear por escenarios, en los que se incluya este tipo de crisis y deben monitorear los costos de operaciones que no sean fundamentales”.

  • Raúl Ávila Experto en empresas

    “En el entorno que están las empresas son clave las medidas de liquidez. Hay que hacer una revisión fuerte y rápida de los costos para mejorar el flujo y llegar a acuerdos”.

El cuarto escenario incluye las cuatro últimas recomendaciones y ha sido denominado como financiación. De acuerdo con Kearney, las compañías deberán (7) verificar las líneas de crédito y el alcance del uso actual de las líneas de crédito; (8) evaluar si clasifica en los programas de ayuda del gobierno; (9) acercase a las aseguradoras de crédito comercial y acercarse a los inversores de capital.

En ese último escenario es esencial (10) ser transparente y mantener una conversación con los bancos y las aseguradoras, con el fin de llegar a acuerdos y así evitar alguna modificación en las condiciones o malos entendidos en este momento.

Las empresas también deberán a futuro deberían “generar una planeación por escenarios que incluya este tipo de crisis y deben empezar a monitorear todo aquello que sea un egreso y minimizar costos en operaciones que no sean fundamentales para salir de la crisis”, dijo Luis Fernando Martin, consultor empresarial internacional.

Los tres posibles escenarios por la crisis
De acuerdo con la publicación de Kearney hay tres escenarios posibles ante los cuales las compañías deben estar preparadas. El primero es el denominado como ‘V’, en este se estima que la coyuntura termine en junio de este año. Esto sucedería en la medida en que las medidas de los gobiernos funcionen. El segundo es el ‘U’, que establece una recuperación en 2021, la cual se daría luego de que se logre encontrar un medicamento para combatir el virus, y por último está el ‘L’, en el que el mundo entraría en una recesión inminente y su recuperación se daría hasta dentro de 18 meses.