RIPE:
EXPANSIÓN

La declaración no está relacionada con sus posibles bienes en el extranjero, sino con el uso de tarjetas bancarias por parte del rey emérito y sus familiares

Diario Expansión - Madrid

El abogado de DonJuan Carlos, Javier Sánchez-Junco, ha presentado una declaración ante la Agencia Tributaria sobre el uso de tarjetas con fondos opacos, para regularizar su situación fiscal, según informó este domingo el El País.

El uso de las tarjetas por parte de familiares del rey Emérito se produjo entre 2016 y 2018, cuando éste ya había abdicado y, por lo tanto, había perdido la inviolabilidad. El importe defraudado superaría los 120.000 euros en algunos ejercicios, límite a partir del cual se considera delito fiscal, castigado con hasta cinco años de cárcel.

Ni Felipe VI, ni la Reina Letizia hicieron uso de esas tarjetas de crédito vinculadas a cuentas corrientes de las que no era titular don Juan Carlos. El dinero, según desvela 'El País', pertenecía a su amigo y empresario mexicano Allen Sanginés-Krause, que presuntamente lo puso a disposición del rey Emérito, sin que éste lo declarara a Hacienda ni tampoco mediase donación.

La regularización voluntaria puede presentarse en cualquier momento antes de que la Agencia Tributaria abra una inspección o un juez cite a declarar como investigado por presunto fraude fiscal o blanqueo de capitales, lo que supuestamente no había ocurrido todavía, aunque el fiscal anticorrupción llevaba investigando desde 2019.