RIPE:
DIARIO FINANCIERO

Las dos aerolíneas con operaciones locales han reiterado la necesidad de un apoyo financiero del Gobierno a la industria

Diario Financiero

En el marco del proceso que remeció ayer a la industria aérea luego de que Latam anunciara que se acogía al Capítulo 11 de la Ley de Quiebras en EE.UU., las aerolíneas nacionales Jetsmart y Sky Airlines no tendrían entre sus planes acogerse a una reorganización financiera.

La crisis sanitaria por covid-19 ha tenido un especial impacto en la aviación comercial, paralizando cerca de 95% de los vuelos en la región, lo que ha llevado a que la industria en su totalidad haya tomado medidas drásticas, como la reducción de salarios y jornadas laborales.

El CEO de Jetsmart, Estuardo Ortiz, señaló a Diario Financiero que, a pesar del complejo escenario que atraviesan, el “acogerse a protección de bancarrota no es algo que estamos considerando por el momento”.

Ortiz señala que, pese a que prevén que la recuperación será lenta y tomará al menos todo el próximo año volver a niveles de 2019, “los fundamentos de Jetsmart en su estructura ultra low cost siguen siendo válidos y nuestro enfoque está en la sostenibilidad de largo plazo y así seguir con nuestro proyecto trazado al 2026”.

Si bien desde Sky declinaron referirse al tema, la presidenta del sindicato de trabajadores, Marcia Bustos, indicó que en las últimas conversaciones sostenidas con el CEO de la compañía, José Ignacio Dougnac, este les habría enfatizado en que acogerse a la Ley de Insolvencia es la última opción.

Bustos señaló que el foco de la aerolínea ha estado en proteger los empleos, por lo que desde que partió la pandemia del Covid-19 al país, no han despedido a nadie, salvo 38 tripulantes de cabina a los que no se les renovó sus contratos por un plazo de tres meses.

Apoyo del Gobierno
En los últimos dos meses se han intensificado las conversaciones de las aerolíneas con el Gobierno. De hecho, una de las primeras empresas del país en solicitar abiertamente ayuda estatal fue Latam.

“Esto es una crisis que afecta a todas las líneas aéreas, y por tanto, el apoyo financiero del Gobierno es oportuno, dada la importancia estratégica de la aviación en su totalidad, en la economía, el turismo, la conectividad y el empleo. Este apoyo debe ser equitativo y transparente a todas las aerolíneas nacionales, de forma de mantener un mercado de libre competencia en beneficio al consumidor”, recalcó en este punto Estuardo Ortiz.