"También queremos realizar investigaciones en Turquía. Tenemos conversaciones con Tubitak", expresó Ugur Sahin, directivo de la compañía

Reuters

El director ejecutivo de BioNTech, Ugur Sahin, dijo que su compañía estaría dispuesta a cooperar con otras, ya que busca aumentar la capacidad de producción de su vacuna COVID-19 desarrollada con Pfizer, e indicó que estaba considerando abrir una sede en Turquía.

Sahin sostuvo que BioNTech aspiraba a distribuir 1.300 millones de dosis de su producto para fines de 2021 y que el 70% del mundo necesitaba estar vacunado antes del próximo invierno para volver a la "vida normal", según una entrevista con la agencia estatal turca de noticias Anadolu.

"Queremos producir más de mil millones de dosis con Pfizer el próximo año. Necesitamos distribuirlas a más de 80 países", dijo. "Esto no es fácil. Las vacunas se fabrican de manera compleja. Volveremos a cooperar con otras empresas".

"Si podemos concretar nuestros planes sobre cómo aumentar la capacidad, podemos divulgarlo en enero o febrero. Creo que podemos aumentarla. Aún no tenemos un plan garantizado".

Ankara acordó comprar 4,5 millones de dosis de la vacuna BioNTech y Pfizer, con la opción de adquirir 30 millones de dosis más adelante.

Sahin, hijo de un inmigrante turco en Alemania , dijo a Anadolu que BioNTech estaba en conversaciones con la agencia científica estatal de Turquía, Tubitak, y que su objetivo era entregar los 30 millones de dosis al país para fines de 2021.

"Es una gran alegría poder ayudar a la gente en Turquía", declaró el ejecutivo, según lo citó Anadolu.

"También queremos realizar investigaciones en Turquía. Tenemos conversaciones con Tubitak, hemos comenzado a trabajar con algunos profesores en las universidades. Queremos abrir una filial de la empresa BioNTech en Turquía".