"Nuestro objetivo, como lo es el de otras ligas, es conquistar otros mercados y eso se hace yendo a jugar fuera para que la gente te conozca", asegura el director general de la liga italiana, Luigi De Siervo

Expansión - Madrid

Calma tensa. Sólo falta un mes para el partido entre el Villarreal y el Atlético del 6 de diciembre que LaLiga, según la solicitud formal presentada a la Real Federación Española de Fútbol (Rfef) a mediados de octubre, quiere que se juegue en el Hard Rock Stadium de Miami. Sería un hito para el fútbol español, pues sería la primera vez que se disputa un encuentro oficial en el extranjero. La pasada temporada LaLiga lo intentó con un Girona-Barcelona, también en EE.UU., pero los choques con la Rfef frustraron el intento en una polémica que sigue pendiente del Juzgado de lo Mercantil.

Todo apunta a que la Federación vuelva a frenar este intento de la patronal. «Para jugar en Miami LaLiga necesita cinco permisos (de la Fifa, la Uefa, la Concacaf, la federación estadounidense y la española) que no tiene y es adulterar la competición", ha criticado ya Luis Rubiales, presidente de la Rfef.

A la espera de la posible negativa oficial, Italia ha salido a la palestra para proclamar su deseo de llevar partidos de la Serie A también fuera de sus fronteras. «Nuestra propuesta es que haya al menos un partido por temporada en el extranjero", ha asegurado el director general de la liga italiana, Luigi De Siervo, en el 24Ore Business School Sport & Business Summit. "Nuestro desafío, y el de otras ligas europeas, es ir a conquistar nuevos mercados y esto se hace yendo a jugar en el extranjero, para crear relaciones más fuertes con nuestra liga y nuestro país".

De Siervo hizo un llamamiento a la Fifa y la Uefa para que «establezcan las reglas» que permitan a las ligas europeas salir de sus territorios. «La Liga española está a la cabeza y ha estado intentando durante los últimos años organizar un primer partido de liga en el extranjero y esperamos que pueda suceder», aseguró el directivo. «Es algo que RCS», que organiza el Tour de Italia, «ha hecho ya con un prólogo en el extranjero, abriendo nuevos mercados para vender productos».

Los ojos de la Serie A también están en EE.UU., donde ha anunciado la apertura de una oficina, y que para De Siervo será «el teatro del fútbol en los próximos años porque albergará la fase final de los Mundiales masculino y femenino".

En Italia, la Supercopa, que enfrenta al ganador de la Serie A y al campeón de la Copa Italia, ya se ha jugado en el extranjero en 9 ocasiones, la primera vez en 1993 y, la última en 2018.