Investigadores sanitarios han advertido de que más de un millón de personas en la India podrían haberse contagiado

Reuters

El primer ministro indio Narendra Modi ordenó el martes una cuarentena de 21 días en el segundo país más poblado del mundo, siguiendo el ejemplo de China para detener la propagación del coronavirus, que ha infectado a decenas de miles de personas en todo el mundo.

Investigadores sanitarios han advertido de que más de un millón de personas en la India podrían haberse contagiado de coronavirus para mediados de mayo, lo que ha llevado al Gobierno a cancelar todos los viajes aéreos y ferroviarios, empresas y escuelas.

El martes, Modi fue más allá, diciendo que a nadie se le permitirá salir de su casa durante las próximas tres semanas a partir de la medianoche del martes.

"La única manera de salvarnos del coronavirus es si no salimos de nuestras casas. Pase lo que pase, nos quedamos en casa", dijo Modi en su segundo discurso en menos de una semana.

India ha registrado 482 casos de coronavirus y nueve personas han muerto a causa de la enfermedad Covid-19 que provoca el virus, pero en toda la región está creciendo la alarma por las perspectivas de que se extienda a las comunidades empobrecidas y las tensiones a las que se puede ver sometida la sanidad pública, que carecen de recursos, a la hora de hacer frente a esta situación.