.
GLOBOECONOMÍA Iglesia Católica todavía no tiene nuevo líder
martes, 12 de marzo de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Reuters

Como se esperaba, la reunión de los cardenales que empezaron a votar a partir de hoy por la noche, no arrojó ningún resultado, debido a que no existen favoritos para reemplazar a Benedicto XVI.

La chimenea de la Capilla Sixtina emanó humo negro  después de  la primera votación de los 115 cardenales católicos reunidos en un cónclave para elegir al nuevo Papa. La señal fue vista por miles de fieles congregados en la Plaza San Pedro y significa que una nueva votación se llevará a cabo el miércoles. Solamente saldrá humo blanco hasta que se tomé la decisión que dictamine quién será el sucesor del Papa que deberá liderar una Iglesia plagada de escándalos y disputas internas.

Previamente, los cardenales de mitras y capas rojas se congregaron en la Capilla Paulina y caminaron en procesión entre los frescos del Palacio Apostólico del Vaticano hacia la Capilla Sixtina, donde podrían permanecer encerrados por varios días de votación.

"Toda la Iglesia, unida con nosotros en la oración, pide la gracia del Espíritu Santo en este momento para que elijamos a un pastor respetable que dirija a todo el rebaño de Cristo", dijo un cardenal en latín al comienzo de la procesión.

Después, los cardenales cantaron la llamada "letanía de los santos" para pedir a los más de 150 santos que les ayuden a tomar la decisión sobre quién sucederá a Benedicto XVI, que se retiró de la vida pública luego de su sorpresiva renuncia el mes pasado.

Una vez dentro de la Capilla Sixtina, los religiosos tomaron sus puestos y entonaron un himno invocando al Espíritu Santo, rogándole que "visite sus mentes" durante el proceso de elección.

A continuación, leyeron un juramento en latín, prometiendo cumplir con todas las reglas del cónclave, entre ellas no revelar un sólo detalle de lo que ocurra durante las votaciones.

Joseph Ratzinger se convirtió en el primer Papa en renunciar en siglos argumentando que no se sentía lo suficientemente fuerte, a sus 85 años, para afrontar las dificultades de una Iglesia con 1.200 millones de fieles.

Para indicar que se produjo una votación, desde una chimenea ubicada en el techo de la Capilla Sixtina emergerá humo, el cual será blanco en caso de que se haya elegido un nuevo pontífice o negro si el proceso no fue concluyente.

La elección de los cardenales se producirá bajo el famoso fresco del Juicio Final de Miguel Angel.

Sin favoritos

La solemne procesión de los cardenales se llevó a cabo tras una misa realizada por el italiano Angelo Solano, decano del Colegio Cardenalicio, dijo que debían rezar para que "el Señor nos garantice un pontífice que abrace esta noble misión con un corazón generoso".

Solano pidió unidad dentro de la Iglesia e instó a que todo el mundo trabaje con el próximo Papa, sea quien sea.

En cuanto a los candidatos posibles, fuentes vaticanas dicen que el italiano Angelo Scola y el brasileño Odilo Scherer han emergido como los hombres a batir. El primero devolvería el papado a Italia por primera vez en 35 años, mientras que el segundo sería el primer Papa no europeo en 1.300 años.

Sin embargo, también se han mencionado otros candidatos de numerosas nacionalidades, como los cardenales estadounidenses  Timothy Dolan y Sean O'Malley, el canadiense Marc Ouellet y el argentino Leonardo Sandri.

En un proceso que se remonta a tiempos medievales, solo los 115 "Príncipes de la Iglesia" menores de 80 años y procedentes de 48 países están facultados a encerrarse en la Capilla Sixtina para formar parte de la votación, que se realiza a modo de ritual.

Una mayoría de dos tercios es necesaria para elegir un nuevo Papa.

Los cardenales saldrán de su encierro sólo cuando hayan elegido al pontífice número 266 en los 2.000 años de historia de la Iglesia, asediada por escándalos sobre abusos sexuales, luchas internas, dificultades financieras y aumento del laicismo.

Muchos católicos esperan ver cambios positivos.

"(El nuevo Papa) debe ser un gran pastor con un gran corazón, y también tener la capacidad de confrontar los problema de la Iglesia, que son muy grandes", dijo Maria Dasdores Paz, una monja brasileña que presenció la misa en Roma. "Cada día parecen ser más", agregó.

El cardenal mexicano Norberto Rivera Carrera dijo al diario italiano La Stampa que hay muchos puntos de vista diferentes sobre el perfil adecuado del próximo Papa.

"Algunos lo imaginan (al próximo Papa) más académico, capaz de establecer un diálogo entre culturas. Otros quieren que esté cerca de la gente", dijo el cardenal. "Aún así, otros quieren que tenga más autoridad para resolver algunas cuestiones dentro de la Iglesia. Hasta ahora no hay mayoría y damos gracias a Dios por esta diversidad", agregó.

Consultado sobre si el cónclave podría por tanto alargarse, el cardenal Rivera dijo: "No creo que sea largo porque haya opiniones diversas. Llegaremos a un acuerdo muy rápidamente".

La duración promedio de los últimos nueve cónclaves ha sido de poco más de tres días, y ninguno ha durado más de cinco días.

Señalando divisiones entre los cardenales, los periódicos italianos informaron el martes de un enfrentamiento abierto entre los prelados en una reunión previa al cónclave el lunes.

Según los diarios, el número dos del Vaticano con Benedicto XVI, Tarsicio Bertone, acusó al brasileño Joao Braz de Aviz de filtrar comentarios críticos a los medios.

Aviz respondió que las filtraciones procedían de la Curia, la burocracia central del Vaticano que ha sido criticada por no poder impedir una serie de errores durante los ocho años del papado de Benedicto XVI, lo que provocó fuertes aplausos.

Perspectiva global

Todos los prelados que participan en el cónclave fueron elegidos por Benedicto XVI o por su predecesor polaco Juan Pablo II, y el próximo pontífice casi con seguridad continuará con su feroz defensa de las enseñanzas morales tradicionales.

Benedicto XVI y Juan Pablo II fueron criticados por no poder reformar la burocracia del Vaticano, asediado por denuncias de  intrigas e incompetencias, y algunos hombres de la Iglesia creen el próximo Papa debe ser un buen gestor o poner al menos un buen equipo de dirección bajo su ala.

Fuentes vaticanas dicen que Scola, que ha gestionado dos grandes diócesis italianas, podría ser el mejor situado para entender la política bizantina de la administración del Vaticano, de la cual no es parte, y por tanto ser capaz de introducir rápidas reformas.

Según las fuentes, la Curia respalda a Scherer, que trabajó en la Congregación de Obispos del Vaticano durante siete años antes de dirigir la diócesis brasileña de Sao Paulo, la mayor en el país con más católicos del mundo.

Ya que sólo un 24 por ciento de los católicos vive en Europa, están creciendo las presiones dentro de la Iglesia para elegir un pontífice de cualquier otro lugar del mundo que ofrezca una perspectiva diferente.

Los cardenales latinoamericanos se preocuparían más por la pobreza y el aumento de las iglesias evangélicas que por cuestiones sobre materialismo y abusos sexuales que dominan en Occidente, mientras que el crecimiento del islam es una preocupación importante para la Iglesia en África y Asia.  

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Globoeconomía 14/06/2021 Perú dilata el anuncio del ganador: Castillo sigue arriba y Fujimori pide auditoría

Cuando va 99,951% de actas contabilizadas, Castillo tenía 50,14% de votos, superando por 48.220 sufragios a Keiko Fujimori

Salud 14/06/2021 Reino Unido retrasará cuatro semanas el levantamiento de las restricciones sanitarias

El Gobierno británico hizo el anuncio como consecuencia del alza de contagios de la variante india, rebautizada como Delta

México 16/06/2021 S&P ratificó las calificaciones soberanas de México, mantiene perspectiva negativa

Esta perspectiva indica la posibilidad de una baja de calificación el próximo año debido a un perfil fiscal potencialmente más débil

MÁS GLOBOECONOMÍA