El Diario Financiero de Chile cumplió 32 años de creación y para celebrarlo hicieron el lanzamiento de nuevos productos editoriales

María Carolina Ramírez Bonilla - mcramirez@larepublica.com.co

La economía es quizás el tema de 2020 y el trabajo de los medios de comunicación se hace fundamental para entender el impacto de la pandemia en todos los aspecto de consumo y producción. Países como Chile son ejemplo de esto y en el aniversario número 32 del Diario Financiero, LR habló con su directora, Marily Lüders, sobre el periodismo económico y los cambios de la publicación.

¿Cómo se reciben los 32 años del Diario Financiero?

Estamos de aniversario y es muy emblemático porque estamos en un país que no solo tuvo que enfrentar la pandemia, como los demás, sino que desde octubre del año pasado tuvo una fuerte crisis social. Esto aceleró unos procesos que ya veníamos trabajando y nos encontramos desde octubre del año pasado con la casa llena y los lectores se duplicaron a finales de 2019 y este año con la pandemia estos indicadores subieron aún más y eso hizo que los procesos que teníamos en carpeta salieran a puerto.

¿Qué cambios hicieron con esta situación?

Hicimos un rediseño de la sala de redacción poniendo el foco en los datos de lecturabilidad diaria y cotidiana y adaptamos nuestros horarios para cumplir con unos hitos informativos. Por ejemplo, en Chile pasó muy fuerte que los picos de lectura de los diarios financieros eran al mediodía o cuando abría el mercado, y ahora cambiaron y tenemos a las 10:00 o a las 11:00 de la noche una avalancha de lectores que están con incertidumbre y quieren leer qué pasa y pues ahí nos ordenamos.

¿Qué otro cambio tiene la editorial en este momento?

Entramos en el terreno del fin de semana. Estábamos de lunes a viernes y decidimos lanzar DF Más, que está enfocada en esas audiencias jóvenes, mujeres y en quienes están interesados en los temas de nuevos negocios, emprendimientos o startups. Entonces el DF Más nace con el ADN del Diario Financiero, pero trata los temas con una óptica diferente. La idea es encontrar esas buenas historias entre semana que pensamos que contribuyen a nuestros lectores a tomar decisiones más profundas.

¿El fin de semana es entonces algo más empresarial?

Entre semana contamos qué pasa con la empresa y el fin de semana nos metemos dentro de ella. Le apuntamos también a los potenciales unicornios, los lectores nuevos quieren leer estas historias más allá del breaking news al que estamos acostumbrados.

LOS CONTRASTES

  • Renato García J.Editor de Estrategia Digital del Diario Financiero

    "Me emociona haber sido testigo de su rápido crecimiento, superando grandes desafíos para llegar a ser el principal medio de negocios de Chile, y la enorme energía que mueve a su equipo para transformarlo a futuro en un referente regional".

¿Cómo son recibidas las historias empresariales por las audiencias?

Las empresas y las instituciones están muy desacreditadas por la ciudadanía, y nosotros creemos que es bueno mostrar las empresas por dentro y cómo se articulan las decisiones y cómo los trabajadores y la comunidad tienen que ver con esas decisiones, además de conocer qué son los nuevos liderazgos, nos quedamos con las caricaturas de los líderes económicos y empresariales y estos han cambiado muchísimo. Lo que vemos es que hay un interés por conocer estas empresas por dentro, y eso colabora mucho a bajar la desconfianza.

¿Cuál es el perfil de ese periodista del Diario Financiero?

El Diario Financiero tiene una cualidad que explica el que hayamos podido levantar un proyecto como el de DF Más en tan poco tiempo, y es que tiene una sala de redacción muy diversa en edad y equidad de género. La directora, subdirectora, la editora de macroeconomía son mujeres, además de contar con personas con un piso de rigor técnico propio de la prensa económica.

¿Cómo ve el tema del periodismo impreso vs. el periódico digital?

Fuimos uno de los primeros medios en poner el “digital first” donde hay una redacción unificada para el impreso y el digital. Se ha instaurado que el periodismo está en crisis, y la verdad es que el periodismo no está en crisis, sino que está en auge y en mejor momento que nunca, lo que está en duda es el modelo de negocio y es este el que tenemos que diferenciar. El medio cómo lleguemos a las personas es irrelevante. El modelo de DF es la suscripción y que el lector sea el que financie el diario tiene dos ventajas: una, que es muy estable porque cuando hay crisis fuertes, más se refuerza ese lazo entre el lector y un diario a diferencia de otras fuentes de financiamiento; y segundo, el modelo permite conocer mejor al lector y ordenar la oferta de contenido.

¿Cuál es el futuro de DF?

Nos vemos como un referente tanto en nuestro país como en Latinoamérica, estamos entrando muy fuerte en fin de semana, podcast, audiovisual, no sé en qué formato estaremos en 10 años, pero la calidad debe ser la más alta.