.
RUSIA El boicot al vodka ruso se globaliza para castigar a Vladimir Putin por la guerra
martes, 1 de marzo de 2022

Los movimientos hacen eco de los pasos tomados por las corporaciones globales, desde los gigantes de la energía hasta los fabricantes de automóviles

Bloomberg

Se está gestando un boicot internacional al vodka ruso desde EE.UU. hasta Australia, ya que los políticos y las corporaciones señalan su oposición a la invasión de Ucrania por parte del presidente Vladimir Putin al apuntar a uno de los productos más emblemáticos de su país.

Al menos tres gobernadores de EE.UU. ordenaron la eliminación de las bebidas espirituosas de marca rusa o de las tiendas, mientras que una de las cadenas minoristas de alcohol más grandes de Nueva Zelanda retiró miles de botellas de vodka, incluidas las marcas Ivanov y Russian Standard, y llenó los estantes vacíos con Banderas de Ucrania. Los boicots se están extendiendo a otros bienes en los vecinos europeos de Rusia.

Dos de las cadenas de licores más grandes de Australia, Dan Murphy's y BWS, han dejado de vender productos de origen ruso, según el propietario de Sídney, Endeavour Group Ltd., que tiene un valor de mercado de 12.600 millones de dólares australianos (US$9.200 millones).

Los movimientos hacen eco de los pasos tomados por las corporaciones globales, desde los gigantes de la energía hasta los fabricantes de automóviles y los bufetes de abogados, para cortar los lazos con Rusia o revisar sus operaciones a medida que los gobiernos imponen sanciones al país. Las autoridades del fútbol, ​​la Fifa y la Uefa, también prohibieron a los equipos rusos participar en las competencias.

El gobernador de New Hampshire, Chris Sununu , dijo en Twitter que el estado “apoya al pueblo de Ucrania en su lucha por la libertad”.

El gobernador de Utah, Spencer J. Cox, dijo que el estado “se solidariza con Ucrania y no apoyará a las empresas rusas, sin importar cuán pequeño sea el intercambio”.

Describiendo el ataque de Rusia a Ucrania como “una violación atroz de los derechos humanos”, Cox emitió una orden ejecutiva que obligaba al Departamento de Control de Bebidas Alcohólicas de Utah a retirar de inmediato todos los productos fabricados en Rusia y de marca rusa.

El gobernador de Ohio, Mike DeWine, ordenó al departamento de comercio del estado boicotear todo el vodka fabricado por Russian Standard, lo que también afectó las ventas de Green Mark Vodka.

Hay unas 6.400 botellas de vodka fabricadas por Russian Standard actualmente a la venta en las 487 agencias de bebidas alcohólicas de Ohio en todo el estado, dijo DeWine.

Los pasos pueden ser en gran parte simbólicos. El vodka de Rusia representa poco más de 1% del valor total de las importaciones de la bebida espirituosa a los EE.UU., según datos del Consejo de Bebidas Espirituosas Destiladas del país.

En el vecino nórdico de Rusia, Finlandia, el monopolio gubernamental de licores, Alko Oy, dejó de vender 20 tipos de vodka, incluida una botella de 431 euros (US$480 dólares), mientras que un grupo de presión de la industria hotelera les dijo a los bares y restaurantes que deberían considerar hacer lo mismo.

Las dos principales cadenas de supermercados de Finlandia, S Group y Kesko Oyj, retiraron todos los productos rusos, al igual que sus principales contrapartes bálticas, Rimi y Maxima.

El minorista más grande de Dinamarca, Salling Group, también eliminó todos los productos rusos “desde vodka, pasta de dientes hasta chocolate”, tuiteó el director ejecutivo Per Bank , mientras que la cadena de supermercados más grande de Suecia, ICA Gruppen, también lo hizo, según Sveriges Radio .

Varias cadenas de supermercados internacionales que operan en Polonia, incluidas Carrefour y Aldi, se unieron al boicot a los productos rusos. El minorista más grande del país, Biedronka, propiedad del portugués Jeronimo Martins, retiró 16 productos, incluidos vodka ruso y piñones hechos en Rusia.

La escala del boicot se redujo debido a un acuerdo que un grupo privado polaco de alimentos y bebidas, Maspex SA, completó el 25 de febrero, un día después de que comenzara la invasión rusa. La compañía pagó mil millones de dólares para comprar CEDC, el mayor distribuidor de vodka del país y fabricante de la marca Zubrowka, con una participación de alrededor de 47% en el mercado polaco, de Russian Roust Corp.

“Nuestro boicot no causará grandes daños a los empresarios de Putin, pero es una cuestión de principios: nuestra gente no financia a quienes financian la guerra”, dijo la primera ministra lituana, Ingrida Simonyte.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Salud 23/05/2022 No es necesaria vacunación masiva inmediata contra la viruela del mono, según OMS

Las autoridades de salud pública de Europa y América del Norte están investigando más de 100 casos sospechosos y confirmados de la infección viral en el peor brote del virus fuera de África

China 23/05/2022 Ejecutores de covid en Shanghái mantienen bloqueos incluso con disminución de casos

La ciudad ha estado suavizando un bloqueo que mantuvo a sus 25 millones de residentes confinados en sus hogares durante dos meses

Estados Unidos 23/05/2022 Agricultores siguen ganando dinero a pesar del aumento de combustible y fertilizantes

Esa es la opinión de los investigadores, quienes ven en la invasión rusa de Ucrania efectos “duraderos” en mercados de materias primas

MÁS GLOBOECONOMÍA