Weinstein, de 67 años, fue condenado por agresión sexual contra la ex asistente de producción Mimi Haleyi en 2006

Reuters

El exproductor de Hollywood Harvey Weinstein fue condenado el lunes por agresión sexual y violación por un jurado de Nueva York y fue esposado al final de su mediático juicio, una victoria para el movimiento #MeToo que inspiró a mujeres a sacar a la luz acusaciones de abusos contra hombres poderosos.

Weinstein, de 67 años y una de las figuras más poderosas de Hollywood, fue condenado por agresión sexual contra la ex asistente de producción Mimi Haleyi en 2006 y por violación contra Jessica Mann, un aspirante a actriz en 2013.

Enfrenta una pena de hasta 25 años en prisión. La sentencia se conocerá el 11 de marzo, según estableció la corte.

Sin embargo, el jurado absolvió a Weinstein de dos cargos más graves de agresión sexual predatoria, los que podrían haber llevado potencialmente a una sentencia de por vida, y del cargo de violación en primer grado de Mann.

Una sentencia declarándolo predador sexual habría implicado que el jurado concluyera que el exproductor de cine presentaba una conducta reiterada de agresiones sexuales.

En los minutos que siguieron a la lectura del veredicto, Weinstein conversaba con la jefa de su equipo de abogados, Donna Rotunno. Parecía impasible.

El juez James Burke ordenó que Weinstein quedara bajo custodia policial y los agentes le colocaron las esposas en el tribunal.

Elizabeth L. Jeglic, catedrática de sicología en el John Jay College en Nueva York, dijo: "Creo que este veredicto es definitivamente una reivindicación para todas las mujeres que hablaron y lograron finalmente que se le juzgara".

Durante el juicio, Weinstein a menudo aparecía debilitado e ingresaba a la corte usando un andador. A veces se inclinaba a Rotunno para buscar apoyo. Críticos lo han acusado de aprovechar condiciones médicas para obtener compasión del público, pero el exproductor ha dicho que presentaba problemas de espalda.

"Ha tomado algunas clases de actuación", dijo la actriz Rose McGowan al comienzo del juicio el 6 de enero, mientras protestaba cerca del tribunal junto a la actriz Rosanna Arquette y otras mujeres que denunciaron a Weinstein, famoso por haber producido las aclamadas películas "The English Patient" y "Shakespeare in Love".

Más de 80 mujeres, incluyendo actrices famosas, acusaron a Weinstein de acoso, intimidación y agresiones sexuales que se remontan a décadas. Él negó todas las denuncias y dijo que todos los encuentros sexuales fueron consentidos.