Desde el 1 de julio ha entrado en vigor en París la prohibición de circular a los vehículos diésel anteriores al año 2006.

Expansión - Madrid

Francia no sólo cuenta con una ley aprobada por su parlamento para restringir los vehículos con emisiones y que ejecutará su prohibición como prevé mandar la Unión Europea en 2040, sino que su capital, París es una de las abanderadas europeas en contra de los vehículos diésel y de gasolina antiguos.

De hecho, desde el pasado 1 de julio, los turismos y vehículos comerciales diésel anteriores a 2006 no pueden circular por el centro de la ciudad. La prohibición se eleva a todos los autobuses y vehículos industriales pesados anteriores al año 2009. Por último, los vehículos de gasolina anteriores a 1997 tampoco podrán circular.

Sanciones
La entrada en vigor de esta prohibición conlleva sanciones por su incumplimiento. Los turismos y comerciales pagarán si traspasan la zona designada como cero emisiones US$76,9 cada vez que lo hagan, mientras que autobuses y camiones se enfrentarán a una sanción de US$152,8. La zona a la que no se puede acceder para aquellos vehículos diésel de más de 13 años, los autobuses de 10 años y los de gasolina de 22 años es la que está dentro del llamado Segundo Periférico (carretera de circunvalaciónn A86). Ya tenían prohibido el acceso los diésel anteriores a 2001 y los diésel de 1995.

La medida deriva según el consistorio parisino que dirige Anne Hidalgo porque el 65% de las emisiones de NOx derivan del transporte, además del 36% de las partículas en suspensión PM10 y del 35% de las emisiones d ePM2.5. La alcaldesa parisina continúa en sus trece y quiere prohibir la circulación de los diésel en 2024 y la de los vehículos de gasolina en 2030.

Madrid Central
Sin embargo, en Madrid el Ayuntamiento acaba de poner en marcha la paralización de las multas de Madrid Central. Según prometió el nuevo alcalde, Martínez Almeida, el nuevo equipo de Gobierno pretende "revertir Madrid Central". Sin embargo, ayer la vicealcaldesa Begoña Villacís, que pertenece a Ciudadanos, dijo "que no se iba a revertir Madrid Central".

Dos posturas que parecen antagónicas. De momento, hasta septiembre el Ayuntamiento no va a multar con lo que el efecto disuasorio de Madrid Central desaparece y ya ha provocado las primeras manifestaciones de los ecologístas, mientras los comerciantesven la medida con buenos ojos.

Londres y Nueva York
Londres inauguró el pasado 8 de abril una zona ultra baja de emisiones.La ULEZ (ultra Low Emissions Zone) funciona todos los días del año a todas horas. Según la organización Transport for London (TfL), la medida afecta a 40.000 vehículos cada día, 19.000 furgonetas, 2.000 vehículos pesados y 700 autobuses. Los vehículos que no cumplan con los requisitos deberán pagar al día US$15,8 por ingresar al día y los camiones y autobuses US$126,5.

Por su parte, Nueva York también impondrá unas tarifas de acceso a Manhattan a partir de 2021.