El Ministerio de Relaciones Exteriores del país dijo en un comunicado que la medida tiene carácter cautelar

Reuters

Los vuelos de deportados desde Estados Unidos a Guatemala, en el marco del acuerdo de asilo que incluye también a migrantes salvadoreños y hondureños, han sido suspendidos temporalmente mientras dure el estado de calamidad causado por el brote de coronavirus, dijo el martes el gobierno guatemalteco.

El Ministerio de Relaciones Exteriores informó en un comunicado que la medida tiene carácter cautelar mientras "se establecen protocolos sanitarios adecuados para su traslado a sus comunidades de origen".

Según la cancillería, "las autoridades estadounidenses informaron sobre la implementación de revisiones sanitarias adicionales" a las que realiza la Patrulla Fronteriza cuando detiene a los migrantes y durante su custodia bajo el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE).

De esta forma Washington busca "garantizar que ningún retornado sea enviado con síntomas relacionados con el COVID-19 o coronavirus", añadió.

El canciller, Pedro Brolo, dijo que la suspensión se mantendrá "mientras dure el estado de calamidad", fijada hasta el 6 de abril.

El Acuerdo de Cooperación de Asilo (ACA) fue suscrito el año pasado por Guatemala y Estados Unidos, que ha firmado convenios similares con El Salvador y Honduras.

Brolo dijo, además, que también está suspendido el vuelo de retornados guatemaltecos "hasta que establezcamos los protocolos sanitarios y las medidas correspondientes para garantizar el traslado de los guatemaltecos a sus comunidades, puesto que no hay ahorita transporte extraurbano".

El país ha reportado hasta ahora seis casos de personas infectadas por coronavirus y un fallecido por la enfermedad. Las autoridades han cerrado sus fronteras, suspendido clases y transporte público, y clausurado centros comerciales, además de que la actividad de empresas privadas y públicas es mínima.