Los gobiernos han anunciado recursos para apoyar a las empresas, suspensión en el pago de las hipotecas y liberación de créditos

Laura Lucía Becerra Elejalde - lbecerra@larepublica.com.co

Para contener el impacto económico de la pandemia en los diferentes países, los gobiernos han comenzado a adoptar medidas sin precedentes que alivian el bolsillo de los ciudadanos de cara a una crisis de producción.

A nivel de la zona euro entre el Banco Central Europeo (BCE), la Unión Europea y el Banco Europeo de Inversiones (BEI) se definió una inyección conjunta por US$1,3 billones; el BCE, además, evalúa dar liquidez a los bancos por US$122.669 millones y desde la UE se determinó que las compañías afectadas por el coronavirus podrán recibir subvenciones estatales hasta US$551.200 o avales estatales para préstamos bancarios.

En Italia, el país más afectado por el virus después de China, el gobierno de Giuseppe Conte suspendió el pago de hipotecas a las familias afectadas, y los despidos por motivos económicos. También se anunciaron US$27.000 millones para ayudar a la economía, la suspensión de impuestos a empresas que facturan hasta US$2,2 millones y ayudas para el empleo por US$11.100 millones.

En España se está evaluando dar plazos para el pago de hipotecas y se suspendió temporalmente el pago de cotizaciones a Seguridad Social. Además, a pesar de que haya trabajadores en aislamiento, continuarán percibiendo 100% de sus retribuciones. El país también anunció ayudas por más de US$219.000 millones y una moratoria de seis meses para el pago de impuestos a Pyme y trabajadores autónomos.

Francia, por ejemplo, suspendió las reforma pensional que venía adelantando y anunció US$335.000 millones para apoyo financiero estatal ilimitado a las empresas y empleados afectados por el brote; Alemania también liberó créditos para apoyar a las empresas dentro de un paquete de medidas con recursos por US$613.346 millones, mientras que el Reino Unido ofrecerá US$399.000 millones en garantías crediticias y dio tres meses de mora el pago de hipotecas.

En EE.UU. se dispuso de una línea de recursos por US$50.000 millones para combatir al emergencia. Además, se abrirá nuevamente la línea de crédito que se empleó en 2008, durante la crisis financiera, para proveer financiamiento directo a empresas y hogares. Donald Trump dijo en rueda de prensa que enviará cheques por US$1.000 a los hogares estadounidenses que lo necesiten. En Canadá el Banco Central rebajó su tasa de referencia en 50 puntos base a 0,75%.

LOS CONTRASTES

  • Rafael PiñerosDocente de relaciones internacionales de la Universidad Externado

    “Las medidas de Europa van dirigidas a aminorar la incertidumbre de las personas de cara a sus obligaciones financieras, y no tanto a estimular el comercio, como en EE.UU.”.

  • José Miguel SánchezDecano Facultad de Economía U. Católica de Chile

    “Es muy importante lo que hizo el Banco Central de Chile porque se necesita liquidez producto de esta crisis sanitaria y por la crisis social que venía de octubre del año pasado”.

  • José Ignacio MartínezCoordinador de Lacen-Unam

    “Lo que hace el gobierno de Estados Unidos es abaratar el costo del dinero e impulsar el consumo, que es en primera instancia lo que va afectar en este cierre del primer trimestre y el arranque del segundo trimestre",

En Latinoamérica Chile modificó su plan de venta de dólares para cubrir necesidades de financiamiento, y el Banco Central recortó en 75 puntos base la tasa de interés para situarla en 1%; en México la Secretaría de Hacienda y Crédito Público acelerará el pago a proveedores del gobierno federal para dotarlos de liquidez, mientras que en Perú el gobierno anunció un bono por $380 soles (US$106,9) a las familias vulnerables, un fondo de apoyo a Mypime y lineas de crédito a empresas de sectores afectados. Argentina autorizó una licencia excepcional para los trabajadores.

En todos los casos hay medidas de cierre de fronteras y limitaciones de transporte.