El Gobierno busca disuadir a firmas de inversión, fondos de pensiones y otras de la compra y venta de acciones chinas

Reuters

El gobierno del presidente Donald Trump está terminando un decreto para prohibir las inversiones estadounidenses en empresas chinas que -según Washington- son propiedad o están controladas por el ejército chino, según tres fuentes familiarizadas con el asunto.

La medida, que podría afectar a algunas de las mayores empresas chinas, incluidas las firmas de telecomunicaciones China Telecom Corp Ltd, China Mobile Ltd y el fabricantes de equipos de vigilancia Hikvision, podría ser divulgada tan pronto como el jueves, según dos funcionarios estadounidenses y una persona familiarizada con el asunto.

El Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca no respondió de inmediato a una solicitud de comentario.

El decreto buscaría disuadir a firmas de inversión, fondos de pensiones y otras de la compra y venta de acciones chinas clave.

A partir del 11 de enero, la orden presidencial prohibiría cualquier transacción de personas estadounidenses en activos de 31 empresas chinos que están desde este año en una lista del Departamento de Defensa por sus nexos con el ejército chino.

Una de las fuentes, un funcionario estadounidense que habló bajo condición de anonimato, dijo que un decreto y una declaración del Consejo de Seguridad Nacional (NSC) se espera tan pronto como para el jueves "para proteger a los inversores de la financiación de estas compañías"