El presidente del Congreso de Perú solicitó la renuncia de Merino luego de las muertes y varios heridos durante las protestas del sábado

Reuters

El Gobierno del presidente interino de Perú, Manuel Merino, se desmoronaba con la renuncia de la mitad del gabinete de ministros tras la muerte de dos personas en una protesta y pedidos para que dejara en cargo en medio de la crisis.

Las víctimas, las primeras desde que comenzaron las protestas tras la destitución el lunes del presidente Martín Vizcarra por denuncias de corrupción, habían participado en la manifestación que terminó en choques con la policía en el centro de Lima, según fuentes médicas y sus familiares.

El presidente del Congreso de Perú, Luis Valdéz, solicitó la renuncia de Merino luego de las muertes y varios heridos durante la protesta del sábado contra el Gobierno, un pedido al que se sumaron otras figuras políticas del país como el alcalde de Lima y de algunos voceados candidatos presidenciales.

Valdéz, del partido de centro derecha Alianza por el Progreso, afirmó que ha convocado para las próximas horas a una junta de representantes de los partidos políticos en el Congreso unicameral para evaluar de inmediato una salida constitucional de la crisis en el país minero.

"El presidente Merino debería presentar su renuncia en este momento", dijo Valdéz la madrugada del domingo a la estación local América Televisión. El legislador refirió que no se puede ignorar el clamor de la población manifestada en las protestas.

Poco después de las muertes en la protestas, al menos nueve ministros anunciaron de forma separada -algunos por Twitter- su renuncia al gabinete, entre ellos la ministra de Justicia, de Interior, de Comercio Exterior y de Energía y Minas.

En tanto, la Asamblea Nacional de Gobiernos Regionales, que reúne a las autoridades de interior del país, difundieron una comunicado por Twitter "exigiendo la renuncia inmediata del señor Merino, responsable político de los hechos de violencia".

El primer ministro, Ántero Flores-Aráoz, afirmó después en una entrevista con la radio RPP que estaba intentando hablar con el presidente Merino, pero que no lograba una conexión.

"Si el presidente de la República se va por supuesto que me voy con él, pero yo al presidente de la República, que le debo respeto, consideración y lealtad, no puedo dejarlo solo", dijo.

Merino, miembro del partido de centro derecha Acción Popular que había sido presidente del Congreso, invocó cuando asumió el martes la presidencia la calma al país y prometió respetar las elecciones generales, programadas para el 11 de abril.