La brasileña Marfrig Global Foods, con presencia en Sudamérica y EE.UU., venderá hasta US$500 millones en bonos de transición

Bloomberg

El segundo mayor productor mundial de carne colocará en el mercado bonos destinados a proteger el medio ambiente, en momentos en que las empresas del sector reciben más y más críticas por contribuir al cambio climático.

La brasileña Marfrig Global Foods, con presencia en Sudamérica y Estados Unidos, venderá hasta US$500 millones en denominados bonos de transición, un instrumento que podría ayudar a empresas menos ecológicas como petroleras, mineras de carbón y agrícolas. Entre los coordinadores de la emisión figuran BNP Paribas, ING Groep y Banco Santander.

Conforme a las normas de la venta en el extranjero, Marfrig se compromete a usar los ingresos para comprar solo ganado proveniente de la región amazónica que cumpla con la no deforestación y otros criterios sostenibles como el bienestar animal y las prácticas laborales justas, según su director financiero, Marco Antonio Spada. La compañía obtiene alrededor de una quinta parte del ganado que procesa de productores de esa zona.

Marfrig busca reforzar sus credenciales ecológicas en un contexto en el que la industria de la carne está en el centro de atención por su huella de gases de efecto invernadero. Las vacas contribuyen al calentamiento global al añadir metano a la atmósfera y el pastoreo se considera la principal causa de la creciente destrucción de la selva amazónica en Brasil.

“Los inversionistas se han mostrado cada vez más preocupados por la sostenibilidad. Queremos mostrar un poco de lo que estamos haciendo", comentó Spada en una entrevista telefónica.

Marfrig lleva siete años consecutivos cumpliendo con un acuerdo de 2009 para no comprar ganado de áreas recién deforestadas en la región amazónica, informó la empresa el mes pasado. En mayo, la compañía contrató a Paulo Pianez, exejecutivo de Carrefour, como director de sostenibilidad.

"El mundo está cambiando y sería estúpido no verlo", sentenció Spada.