La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Ripe

La agencia aseguró que los desafíos de estas entidades están muy relacionados con el rating 'BBB' con perspectiva 'negativa' de España.

La agencia de calificación Fitch prevé que se mantenga una perspectiva negativa para el sector bancario español en 2013 y que las entidades sigan bajo presión el próximo año debido a un fuerte deterioro de sus activos y a una mayor presión de los créditos morosos.

Fitch apuntó que los desafíos directos de las entidades están muy relacionados con el rating 'BBB' con perspectiva 'negativa' de España y con la recuperación de los bancos que se encuentran en peores condiciones.

"Una rebaja de los ratings de España conllevaría una rebaja de las calificaciones de la ayuda para los bancos españoles y afectaría a los ratings de viabilidad de las entidades, algo que se reflejaría en la capacidad crediticia de los emisores", apunta Carmen Muñoz, directora senior de Fitch.

Así, señala que el año que viene estará marcado por el cumplimiento del Memorándum de entendimiento, que permitirá a los bancos recapitalizarse, y recordó que las entidades débiles que reciban la ayuda se verán obligadas a reducir su tamaño para evitar percibir más ayudas de las autoridades en el futuro. Mientras tanto, los bancos sanos ganarán en calidad.

De este modo, la agencia de calificación crediticia aseguró que se verá la distinción entre los bancos sanos y los débiles en un panorama competitivo.

Por otro lado, apuntó que el grado de mejora de los rating dependerá de los riesgos que se presenten después de la recapitalización, de los desafíos de la reestructuración y de las condiciones adversas que puedan surgir.