Ola de protestas ya está afectando la economía chilena.

María Paula Aristizábal Bedoya - maristizabal@larepublica.com.co

La protesta social que vive Chile desde el pasado 18 de octubre podría ocasionar una recesión técnica, así lo afirmó la calificadora de riesgo Fitch Ratings en la tarde de ayer.

De acuerdo con la agencia, las protestas que estallaron a raíz de un incremento en el costo del pasaje de metro, anunciado por el presidente Sebastián Piñera y que hoy completan 48 días, pueden ocasionar dos semestres seguidos de contracción a fines de este año e inicios de 2020. Por lo anterior, Fitch Ratings ve probable una recesión técnica en la economía chilena. “Es probable que haya una recesión técnica con un crecimiento negativo en el cuarto trimestre de 19 y el primero de 2020. Persisten los riesgos a la baja para el crecimiento”, explicaron en el comunicado.

Al revisar las previsiones de crecimiento económico para Chile, la calificadora rebajó el 1,5% previsto para 2019 unos 0,3 puntos porcentuales, ubicándolo en 1,2%. Mientras que para 2020 el recorte fue más pronunciado: pasó de 2,2% a 1,2%, con una diferencia de un punto porcentual. El recorte de las proyecciones obedece al “resultado de los intensos disturbios sociales y la violencia esporádica en curso”, indicó Fitch.

Sobre las medidas económicas y sociales anunciadas por Piñera para que cesen las protestas, la calificadora señaló que no son suficientes para compensar el impacto que han tenido en la economía chilena. Es decir que ni los estímulos fiscales implementados por el Banco Central ni las reformas surtirán efecto en un corto plazo.