• Agregue a sus temas de interés

Ripe

Con España en el punto de mira de los mercados, Fitch agrava la presión al anunciar la rebaja del ráting de ocho comunidades autónomas: Andalucía, Asturias, País Vasco, Canarias, Cantabria, Cataluña, Madrid y Murcia.

Las dudas latentes en los mercados sobre la evolución financiera de las comunidades autónomas son extensibles también a las agencias de calificación crediticia.

Los analistas de Fitch han anunciado la rebaja de ráting sobre ocho comunidades, a las que otorga, además, una perspectiva 'negativa', por lo que deja abierta la puerta a nuevos recortes. El pasado 9 de marzo ya puso su ráting bajo revisión para una posible rebaja, y adelantaron que comunicarían una decisión a finales de mayo.

Ha sido en la última jornada de mayo cuando Fitch ha anunciado su decisión de recortar el ráting a ocho comunidades (Andalucía, Asturias, País Vasco, Canarias, Cantabria, Cataluña, Madrid y Murcia) y ha revisado a la baja su perspectiva crediticia sobre Castilla-La Mancha.

La agencia estadounidense ha rebajado su ráting de Andalucía desde A hasta BBB, a Asturias desde A hasta BBB+, al País Vasco desde AA hasta A, a Canarias desde A hasta BBB, a Cantabria desde A hasta BBB+, a Cataluña desde BBB+ hasta BBB-, a Madrid desde A hasta A-, y a Murcia desde A hasta BBB.